.
Analistas 12/07/2021

'Burnout' en la era digital

Pilar Ibáñez
Consultora bienestar organizacional

De acuerdo con la Universidad de Harvard, muchas personas se encuentran prisioneras de una felicidad sintética y creen que la felicidad es trabajar sin parar para poder lograr conseguir miles de cosas materiales u obtener un cargo en una empresa. Pero este sistema al que se le ha dado el nombre de “la carrera de la Rata” lo único que genera es estrés crónico, el que eventualmente puede convertirse en “Burnout”. Con la excusa de la productividad se ha llegado a un estado de detrimento del ser humano a nivel emocional, físico y profesional. El ‘Burnout’ es una condición extrema a la que han llegado varias personas debido al exceso de trabajo y estrés crónico, en la que el cerebro puede generar una desconexión, bloqueo, cuadro de ansiedad o depresión extrema, entre otros síntomas graves.

Cuantos más medios digitales tenemos, más se ha generado la necesidad de inmediatez en la comunicación, es decir tener que responder el correo a las tres de la mañana, hacer reuniones interminables en diferentes plataformas, tener redes sociales, y estar hiperconectado todo el tiempo. Pareciera entonces que los momentos de descanso, ocio, o sueño fueran tiempo perdido. Muy bien lo decía el CEO de Netflix “nuestro competidor es el sueño”.

El tema es que la falta de descanso y la hiperconectividad está causando serios problemas de salud en colaboradores, falta de productividad, divorcios, detrimento de relaciones personales. Es por esta razón por la que a continuación comparto algunas estrategias para evitar o prevenir el “Burnout”.

Primero, recordar la importancia de los límites en la vida. Desde que se empezó a trabajar de forma remota pareciera que el concepto de horario laboral se perdió por completo. Las personas reciben llamadas después de las 6 de la tarde y los fines de semana, responden correos a las 3 de la mañana y trabajan de domingo a domingo. La diferencia entre la vida laboral y la personal pareciera que es inexistente. Es por esta razón por la que los límites ayudan a lograr la restauración del equilibrio. Todas las empresas y personas deberían tener una regla muy estricta de no mensajes después del horario laboral o iniciar a pagar por minuto extra, se le debería dar reconocimiento a aquellos colaboradores que se tomaron el fin de semana para descansar como lo han hecho en Francia y Dinamarca.

Segundo, manejo adecuado del estrés. Aprender técnicas de Mindfulness se ha convertido en una prioridad desde que inició la pandemia. Para aquellas personas que son nuevas en este tema comparto una técnica muy sencilla que aprendí gracias al Instituto de Bienestar Digital (Digital Wellness Institute). Consiste en cuatro pasos: paso 1 inhala, paso dos exhala y lleva la atención a los pies, paso 3 inhala y lleva la atención al corazón, paso 4 exhala y di mentalmente “estoy relajado”.

Finalmente, aprender a manejar el tiempo. El tiempo es un bien escaso y es el nuevo commodity de la economía de la atención. Es por eso que el uso adecuado de herramientas tecnológicas ayuda a que las personas logren cumplir metas y sueños personales y profesionales de forma eficiente. Cabe recordar que en la buena administración del tiempo hay dos temas a tener en cuenta. El primero, que en la agenda debe haber un espacio obligatorio e inamovible para descansar, dormir, pasar tiempo en familia o personal y comer. El segundo, cada persona debe hacer un acuerdo con la empresa y familia para que dichos tiempos de agenda sean respetados.

Si hubiera un acuerdo de respecto por el ser y el espacio personal, evitaríamos estrés, improductividad y tendríamos personas felices en la empresa y familias llenas de amor y alegría.