Analistas

Viviendo en un mundo diferente

La mayoría de los comentarios son versiones condensadas de textos más largos.A menudo parece que los estadounidenses viven en un universo alternativo. Tomemos aquellos en la derecha cristiana que consideran que la cobertura médica universal es socialmente inaceptable.

¿Qué le pasó a la idea de cuidar de tu hermano? ¿Qué le pasó a la importancia del pensamiento crítico? He estado cruzando la frontera entre Canadá y Estados Unidos desde hace muchos años y no puedo creer los cambios en la sociedad estadounidense que he atestiguado durante los últimos 10 o 15 años. La "brecha de empatía" difícilmente toca la superficie. Temo por mis vecinos y amigos.

– Sin nombre, Canadá
 
En mi casa trabaja un tipo que se llama Joey. Es un contratista certificado que ha fabricado casas a medida durante más de 15 años en varios estados. Tiene su propia empresa, que en cierto punto llegó a emplear a más de 25 personas. Pero ahora el negocio se ha achicado a sólo él y un par de contratistas.
Joey es demasiado orgulloso para aprovecharse de cualquier programa de apoyo gubernamental. Pero ahora que el negocio va tan mal, se ha visto reducido a hacer trabajos de remodelación para los pocos tipos como yo que podemos pagar un trabajo.
 
Durante el último par de años, Joey perdió su casa, dos de sus hijos se fueron a vivir con él, su esposa tuvo que empezar a trabajar como vendedora de medio tiempo y Joey tuvo que vender la mayoría de sus camionetas y equipo para alimentar a su familia.
Joey tiene mucho sentido común. Es uno de los mejores y más arduos constructores que conozco.
 
No hay un solo problema que surja que no sepa cómo arreglar. Joey trabaja para mi de las 7 a.m. a las 5:30 p.m., seis días a la semana, y aun así me pregunta si puede cargar el precio de una herramienta en mi tarjeta de crédito a cambio de su trabajo.
Es "gente sana y fuerte" como Joey quien el diputado Paul Ryan piensa que se le llevaría a una vida de "dependencia y complacencia" si aceptara apoyo gubernamental.
– Benjamin R. Stockton, California
 
Si quiere permitirse empatía, Sr. Krugman, gaste su propio dinero en los pobres – no el mío.
– Don Matías, Bolivia
 
Para la mayoría de los políticos, un puesto de elección es meramente una parada de camino a los campos Elíseos que los esperan luego de cumplir las órdenes de los ricos y poderosos. Hoy es el Sr. Ryan, mañana será alguien más. No le encuentran la desventaja a promover basura como el plan presupuestal del Sr. Ryan a expensas del 99 por ciento. Pero si la prensa hiciera su trabajo, estos políticos se verían forzados a jubilarse por vergüenza o al menos a perder en las urnas.
– Mark, Michigan
 
Soy de Escandinavia, lo que significa que vivo en un "Estado benefactor". Me gusta así, pese al hecho de que pago mucho más impuestos. Puedo entender el atractivo de vivir en un país que tiene menos impuestos como Estados Unidos.
Pero siempre me ha parecido una barbarie que una sociedad afluente no provea cuidado médico básico para sus ciudadanos si se enferman gravemente.
– Jan W., Suecia
El fuerte prevalece y el débil fracasa. ¿Cómo mejora eso nuestra sociedad?
Todos los tipos que he conocido sólo atribuyen su éxito personal a sus habilidades y buenas decisiones. El uso del género masculino aquí es deliberado porque tengo edad para entender que las mujeres a menudo tienen muy poca probabilidad de ganar en un juego de hombres.
 
Estos tipos piensan que la suerte nunca tuvo algo que ver  con ello- ni el estatus socioeconómico de su familia, ni la educación que su familia podía pagar ni los contactos profesionales que tenían sus padres. La economía tampoco tuvo nada que ver. Su éxito fue completamente resultado de sus propios esfuerzos.
Bueno, simplemente no creo que el mundo funcione así.
– Ann, California