Analistas

La pregunta del billón de dólares: ¿la respuesta es una moneda?

He tenido comunicación con un número de personas que hacen una pregunta interesante relacionada con el techo de endeudamiento y otras cuestiones: ¿Por qué el gobierno federal tiene que endeudarse? ¿Por qué no puede imprimir dinero para pagar sus deudas? Después de todo, ¿acaso gente como yo no ha estado diciendo que esto de hecho no es inflacionario?

 

Ahora, resulta ser que realmente hay un problema, o de hecho dos – pero son un poco sutiles.
 
Primero, como asunto legal, el gobierno federal no puede simplemente imprimir dinero para pagar sus deudas, con una excepción peculiar. En cambio, el dinero tiene que ser creado por la Reserva Federal, que después lo pone en circulación comprando deuda federal. Se podría decir que es una distinción artificial porque la Fed efectivamente es parte del gobierno; pero legalmente la distinción importa, y la deuda comprada por la Fed cuenta con respecto al techo de endeudamiento.
 
La excepción peculiar es la cláusula que permite que el Tesoro acuñe monedas de platino de cualquier denominación que quiera. Por supuesto que su intención era servir como forma de emitir monedas conmemorativas y ese tipo de cosas, no como medida fiscal; pero al menos, según lo entiendo, la letra de la ley permitiría que el Tesoro pusiera su sello a una moneda de platino, digamos de un billón de dólares, y depositarla en la Fed – evitando así la necesidad de emitir deuda.
 
En realidad, para ir más lejos con la idea, la moneda realmente sería una deuda federal, tanto como los billetes del Tesoro que tiene la Fed, puesto que esencialmente el Tesoro querría volverla a comprar. Así que todo eso es una artimaña – pero como el techo de endeudamiento en sí mismo es una locura, permitir que el Congreso ordene al presidente que gaste dinero para luego decirle que no puede recabar el dinero que supuestamente debe gastar, es un caso muy convincente a favor de usar cualquier truco que se tenga a mano.
 
Pero haciendo a un lado el techo de endeudamiento, ¿no es cierto que dado que el gasto actualmente puede financiarse con la Fed imprimiendo dinero no deberíamos preocuparnos para nada sobre la deuda teórica que se le debe a la Fed? Lamentablemente, no.
 
Es cierto que imprimir dinero no es inflacionario bajo ciertas condiciones – esto es, con la economía deprimida y las tasas de interés cercanas al límite inferior cero. Pero eventualmente estas condiciones terminarán. En ese punto, para evitar un aumento drástico en la inflación la Fed va a querer retirar gran parte de la base monetaria que creó para responder a la crisis, lo que significa vender la deuda federal que compró. Entonces, pese a que en este momento esa deuda es un cobro de una más o menos agencia gubernamental a otra agencia gubernamental, eventualmente se convertirá en deuda en manos del público.
 
Estamos viviendo raros tiempos económicos donde las reglas normales no aplican y donde se puede comer muchos almuerzos gratis. Pero no todo es gratis, ni siquiera ahora. Lo siento.