Analistas

Creando una crisis para explotarla

GUARDAR

Tim Geithner se equivoca. Pero también tiene razón.

 

Hubo una entrevista muy interesante con Liaquat Ahamed publicada recientemente en The New Republic. Me impactó lo que dice el saliente secretario del Tesoro sobre el panorama fiscal: “Hay algo raro en el debate actual. La magnitud de reducción adicional del déficit – incremento de ganancias o recortes al gasto – que se necesita para lograr sustentabilidad financiera es bastante modesta. Según la mayoría, debido a lo que ya hemos hecho en el lado del gasto y los impuestos, tenemos que encontrar otros tres cuartos de punto porcentual de producto interno bruto (PIB) con medidas de política. Y si lo hacemos, eso alcanzaría la prueba de sustentabilidad de los economistas, lo que significa que haría bajar el déficit a un modesto superávit primario para que la deuda empiece a caer como porcentaje del PIB”.
 
Eso es básicamente consistente con un análisis del Centro de Prioridades Presupuestarias y de Política: tres cuartos de punto porcentual en la próxima década equivale a alrededor de US$1,5 billones. Es importante señalar que este mismo análisis sugiere que no es un desastre si no tomamos más medidas para reducir del déficit: en lugar de estabilizar la deuda en alrededor del 73% del PIB, se eleva a aproximadamente 80%, cosa que no es muy buena, pero no es causa de pánico.
 
En lo que se equivoca el Sr. Geithner es en sugerir que puesto que lo que se debería hacer en la próxima década es bastante modesto, deberíamos ser capaces de llegar a un acuerdo bipartidista. No sé si realmente lo cree o si siente que es algo que tiene que decir, pero nadie que de hecho haya estado prestando atención se lo puede tomar en serio.
 
Para decir lo que debería ser obvio: a los republicanos no les interesa el déficit. Les importa explotar el déficit para seguir su meta de desmantelar el sistema de seguridad social. 
 
Quieren una crisis fiscal; la necesitan; la están disfrutando. Quiero decir, ¿supuestamente cómo debe funcionar el “matar de hambre a la bestia?” Precisamente creando una crisis fiscal, dándoles la excusa para recortar el Seguro Social y el Medicare.
 
La idea de que alegremente van a aceptar un acuerdo que quitará de la mesa el déficit actual tildándolo de película de miedo sin infligir gran daño a programas claves de seguridad social, y que después van a tener una discusión filosófica sobre cómo podríamos cambiar esos programas en el largo plazo, es pura fantasía. Eso significaría un reconocimiento de derrota de su lado.
 
Ahora, tal vez sí tengamos ese reconocimiento de derrota. Pero eso es lo que será – no una Gran Negociación entre los partidos, actuando conjuntamente por el interés de la nación.
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés