Analistas

Internacionalización y competitividad

GUARDAR

Los tratados de libre comercio (TLC’s) pueden compararse con la emancipación de un hijo cuando se marcha de casa para ser independiente. Produce un gran dolor para los padres y desgarro para el hijo pero, más allá de los problemas que se encuentre el muchacho o muchacha por el camino, se convierte en una manera de madurar y de ganar en autonomía. El proteccionismo puede servir, al principio, para crecer, pero alargarlo en el tiempo crea problemas de maduración y genera vicios que sólo trabajosamente son subsanables. Salir al mundo es duro, pero enriquecedor. Te hace más fuerte a la larga y, por otro lado… es ley de vida.   

De igual forma, una economía gana en autonomía y fortaleza cuando se abre al exterior y se ve forzada a competir y, por tanto, a mejorar. En ese sentido, Colombia ha hecho una apuesta firme, que tiene una larga historia detrás, por la apertura comercial vía firma de TLC’s. En los últimos lustros ha acelerado esa enriquecedora tendencia, en especial desde que rubricó el TLC con Chile en 2009 y otro con el triángulo norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) en 2009-2010.  

Esa apuesta del Gobierno Uribe tuvo su continuidad con la Administración de Juan Manuel Santos, mostrando que no se trata de un proyecto partidista o personalista sino que tiene entidad de política de Estado con ánimo de continuidad. Así llegaron el Tratado Colombia-Canadá (2011), el de EE.UU. (2012) o el firmado con la UE (2013). El actual Congreso ha ratificado dos TLC’s: con Corea del Sur en diciembre de 2014 y con Costa Rica (julio de 2015). El TLC con Israel se convertirá, por lo tanto, en el tercero que se aprobaría en esta etapa. 

Abrirse al mundo, internacionalizarse vía TLC o mediante otros instrumentos, se ha convertido en el nuevo contexto económico que vive el mundo en general y la región latinoamericana en particular, en un proceso ineludible. No hay otro camino para reencontrar los senderos del crecimiento y del desarrollo económico.   Internacionalizarse es, en primer lugar, diversificación. Supone diversificar mercados y exportaciones: hallar nuevos nichos para nuevos productos (la exportación de materias primas sin elaborar como única base del crecimiento es ya historia). Así, por ejemplo, el TLC con Corea del Sur va a ayudar a elevar la exportación de productos ajenos al petróleo. Se abren oportunidades para las frutas exóticas, la quinua, las flores, la panela, el café…  

Conquistar nuevos mercados no se hace desde la producción masiva, sino desde la calidad, lo que obliga a invertir en innovación para producir mejor. Internacionalizarse fuerza, además, a ser más competitivo y más productivo y el sector agroindustrial también puede verse beneficiado con la tecnología de los países con los que Colombia firma acuerdos.   Y no solo beneficia los productos primarios: TLC’s como el firmado con Corea ayudan a la industrialización del país porque permiten que empresas surcoreanas utilicen Colombia como plataforma de producción industrial para alcanzar el mercado de EE.UU. Colombia ha demostrado en varios sectores industriales ser altamente competitiva en manufacturas con valor agregado, como demuestran las exportaciones de autopartes a EE.UU. Los TLC suponen un incentivo a hacer transformaciones productivas a medio plazo, en términos de calidad y de adecuación a los  requisitos del consumidor. 

Los TLC diversifican producción y también mercados: a Colombia, pactos como el de Corea le acercan a economías como las de Japón, China, Singapur, Malasia o India, y rompen con la tradición de escasa diversificación de sus mercados de exportación, muy centrados en EE.UU. (que recibe el 40% de las exportaciones), Venezuela (10%), la UE (16%) y la Comunidad Andina (8%).  Gracias a la apertura comercial, Colombia se ha emancipado (haciéndose económicamente más grande). Y aunque son muchas las tareas que restan, gran parte del sendero ya se ha caminado.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés