Analistas

¿Por qué las empresas no deben limitarse?

Es innegable que la era del Internet de las Cosas (IoT) ha iniciado.
Las empresas que deseen aprovechar esta tendencia deben hacer mucho más que solo integrar conectividad.

Las proyecciones de IDC revelan que 40% de las 3.000 principales compañías de América Latina, tendrán éxito en los negocios si se enfocan en crear productos, servicios y experiencias digitalmente mejorados para el año 2020.

Existen indicios de que algunos obstáculos desaceleran la demanda del consumidor de dispositivos “inteligentes” más tradicionales, como teléfonos, tablets y laptops.

Las empresas que deseen aprovechar el Internet de las Cosas a largo plazo deberán prepararse ahora.

La clave está en entender que las “cosas” en IoT son incidentales; el final del camino es el compromiso de los clientes. Después de todo, las personas compran experiencias poderosas, significativas y sorprendentes.

Tres cosas que los fabricantes deben considerar si desean diseñar productos que sean innovadores y útiles

1. Piense más allá del producto: Aunque esté en el negocio de manufacturar productos, la verdad es que la conectividad y la inteligencia de las tecnologías para IoT los transformarán en servicios. Por ejemplo, cuando una impresora produce sus documentos, es un producto. Pero cuando la impresora detecta que tiene poca tinta, avisa al operador y automáticamente hace un pedido de un cartucho de reemplazo, se convierte en un servicio.

2. Proteja todo de manera discreta: La seguridad es un obstáculo importante para la adopción de IoT. De hecho, 96% de los profesionales de seguridad espera un incremento en infracciones a IoT este año. Televisores e incluso lavadoras presentan riesgos de seguridad al igual que las impresoras en red.

IDC reportó que 35% de las infracciones de seguridad están relacionadas con deficiencias en las impresoras. La seguridad de los dispositivos necesita ir más allá del producto, debe proteger datos, documentos y dispositivos. Las medidas de seguridad no deben abrumar, confundir o alarmar a los usuarios.

3. Haga de lo inteligente algo simple: Una encuesta realizada por la compañía Accenture descubrió que dos tercios de los consumidores experimentaron un reto al utilizar un nuevo dispositivo para Internet of Things.

Los retos pueden conllevar a un uso limitado de la funcionalidad y, lo que es más grave, al abandono de los dispositivos.

El no reconocer el valor del diseño en el desarrollo de productos conectados evitará que la mayoría de las compañías tenga éxito en la producción de productos y dispositivos para el Internet de las Cosas, de allí la importancia de su integración de manera cautelosa e imperceptible.