Analistas 28/02/2020

Ser líder, una oportunidad maravillosa

A raíz de mi nominación como empresario del año por el Diario La República, he estado reflexionando sobre las razones por las cuales fui incluido entre los cinco finalistas. Para mí es evidente que se trata de un honor surgido por el hecho de liderar una compañía como Tigo, que me permite ser el vocero y estar al frente de muchos temas y representar a miles de colaboradores que con su trabajo diario impactan el desarrollo del país. Yo soy la cara visible de una empresa enfocada en conectar cada vez a más colombianos. Y la clave aquí es la palabra “liderar”.

En esta era digital, de constante cambio y transformación, ser líder es una oportunidad maravillosa y, a la vez, una enorme responsabilidad, pues te exige estar a la altura de los retos organizacionales y de los desafíos propios de la industria en la que estés; ser un apasionado de tus clientes, entenderlos y siempre tenerlos en el centro de las decisiones; generar confianza y credibilidad entre tus grupos de interés, que cada día son más diversos y exigentes; y responder a las expectativas de tus accionistas y dueños, que no esperan que solo generes ingresos sino también valor compartido.

Ser líder es, sobre todo, ser capaz de movilizar e inspirar a tu equipo, compuesto por una diversidad de generaciones, profesiones, personalidades e incluso nacionalidades. Porque al final son ellos quienes hacen posible que las cosas pasen. Es a través de ellos -de su compromiso, de su comprensión de la estrategia, de su capacidad para ejecutar los planes, de su resolución por alcanzar las metas, de su profesionalismo y calidad humana para gestionar las relaciones- que la labor del líder adquiere sentido.

En el evento de La República el ganador fue Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, a quien reconozco como un excelente líder y a quien felicito sinceramente. Sin embargo, yo también me siento ganador, porque nada es más satisfactorio que sentir el reconocimiento de tu equipo de trabajo, de quienes están codo a codo con vos, que trabajan, que te apoyan y sufren con vos, que se ponen la camiseta, dan la milla extra y que, además de todo, luego de un intenso día laboral usan su tiempo libre, se ponen su mejor sonrisa y te acompañan a un evento en el que ya saben que no ganaste, pero te celebran y se lo gozan igual.

A todo el equipo humano de Tigo, ¡gracias! Es muy agradable ser nominado y estar al lado de empresarios tan importantes en Colombia, sobre todo siendo yo extranjero; pero lo que realmente me hace sentir orgulloso, feliz y satisfecho es hacer parte nuestro equipo, saberme un miembro más de su familia.