Analistas

Viviendo con lo del día

GUARDAR

Conversando con una amiga que está terminando sus estudios universitarios, me comentó que la plata no le alcanza porque ahora su familia le ayuda con el “diario”. Antes, su mamá le giraba mensualmente para los gastos diarios del estudio y el tener el total le permitía manejar mejor sus finanzas y así algo lograba ahorrar.

Una situación parecida a la narrada ocurre a diario con millones de colombianos que trabajan de manera informal por lo del día. El dinero que reciben a diario les alcanza simplemente para sobrevivir y generar un excedente para el ahorro, es casi imposible. Según el Dane, los trabajos con mayor informalidad son: construcción, hotelería, comercio, transporte y restaurantes. Una de las grandes desventajas además de la capacidad de ahorro es la falta de cotización a seguridad social. Con el tiempo, millones de personas llegarán a la vejez y no tendrán un mínimo con el cual subsistir por lo que: serán una carga para el sistema o peor aún tendrán que valerse por sus propios medios a avanzada edad, todo esto, sin contar los problemas de un quebranto de salud.

El observatorio laboral de la Universidad del Rosario en la publicación del año 2018, señaló que el 47,25% de la población colombiana se mantiene en la informalidad, en el estudio de 13 ciudades, Manizales es la de más bajo porcentaje, con un 41,45%; y la más alta, Cúcuta, con un 70,50%.

Mantenerse en la informalidad para muchos es una decisión, pues los estímulos a quedarse ahí siguen siendo fuertes. Primero, los aportes a seguridad social siguen siendo altos para varios segmentos; segundo, el régimen de subsidios persuade a mantenerse recibiéndolos y la estacionalidad de determinados empleos conduce a estar al margen del sistema. El estudio también arrojó que existe una correlación entre educación y la formalidad, a mayor preparación más posibilidades de entrar en el régimen contributivo.

La informalidad laboral conlleva a un problema fiscal, el Estado deja de recibir varios miles de millones que se dejan de invertir en población más vulnerable. En este momento, existe voluntad por parte de distintos sectores, en especial, el transportador o camionero en sumarse a la legalidad, para ello, necesita que el Gobierno entienda que los gastos asociados deberán ser incluidos paulatinamente y que probablemente necesitarán varios años de gracia en el monto de la cotización, para gradualmente llegar a cotizar lo que realmente devengan.

Vivir con lo del día es una situación que se debe combatir también con educación, así como la ética debería volver a ser una materia obligatoria y principal, las finanzas personales deberían ser materia de los últimos años de Colegio y Universidad, sólo cuando se entiende la importancia de no vivir del día a día se comienza a contribuir; por su parte, el Gobierno debe cambiar la estrategia coercitiva y empezar a negociar la entrada de miles de trabajadores que llevan mucho viviendo con lo del día.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés