Analistas

Qué esperar de 2018 en materia de inversión

En Valores Bancolombia vemos un panorama optimista en materia de inversiones para el 2018. Al margen de eso, se recomienda diversificar, tanto en Colombia como en el exterior.

A nivel local esperamos una inflación controlada y la intervención adicional del banco central bajando tasas, para llevar la economía a terrenos expansionistas. Sería un panorama ideal para inversiones en renta fija. Recomendamos exposición a las emisiones de deuda privada, especialmente las atadas al IPC y las de tasa fija de mediano plazo.

En renta variable, nos inclinamos por algunas de las compañías que han logrado que sus ingresos no estén determinados exclusivamente por factores de demanda local. Grupo Éxito e ISA apostaron al mercado de Brasil y podrían así recoger los frutos de una economía que se espera triplique su ritmo de crecimiento en 2018. Cierra nuestro listado de favoritas Grupo Argos, por la exposición a tres sectores clave en la expansión de Colombia en el mediano plazo: cemento, infraestructura y energía. Para clientes más agresivos, esta recomendación se complementa con acciones como la de Cemex (CLH).

Sin embargo, no recomendamos concentrar el portafolio solo en Colombia; nos gustan las acciones en Europa, Asia y Estados Unidos. Estas tendrían un potencial importante de valorización de llevarse a cabo la reforma fiscal en este último. En renta fija, nos gusta la de países emergentes y los bonos corporativos de países desarrollados.

Un resumen llevado a cifras nos mostraría la recomendación de un portafolio moderado, el cual creemos debe estar destinado 70% a Colombia y 30% a inversiones foráneas. Del primer grupo, 75% en renta fija y 25% en renta variable; mientras que en el exterior nos inclinamos por una participación más igualada, con 56% en renta fija y 46% en variable.

Los riesgos no son menores: la geopolítica mundial, presiones independentistas, la negociación del Brexit y el desenlace de la reforma fiscal de EE.UU. En Latinoamérica, los riesgos se derivan de una región cada vez más dependiente de las condiciones del mercado de EE.UU., donde habrá que monitorear los efectos de la política contraccionista y de inflación, así como los efectos de las elecciones en Chile, Colombia, Brasil y México.

Si 70% del portafolio ha de ser local, habrá que evaluar los riesgos asociados a un año electoral y a cambios en la participación de Colombia en los índices mundiales. Ambos factores pueden traer volatilidad, debido a que nuestro mercado tiene una condición especial y es que hay una alta participación de extranjeros. Sin duda la volatilidad que representaría una salida de estos capitales es un riesgo potencial. No obstante, los extranjeros en materia de inversión son tal vez más positivos frente a Colombia que los mismos colombianos.

Creemos que 2018 tendrá un mejor desempeño en inversiones, pero invitamos, más que a tratar de anticipar cuáles serían las alternativas de mayor rentabilidad, a estructurar portafolios de inversión que atiendan los objetivos de inversión y las consideraciones de tolerancia al riesgo.