Analistas

Argos, modelo en valoración de la sostenibilidad

Cementos Argos se propuso medir el avance de su propósito orientado a la construcción de un mejor país y una mejor sociedad, traduciendo los efectos económicos, ambientales y sociales de su operación al lenguaje financiero. Esto se ve reflejado en su Estado de Valor Agregado a la Sociedad (VAS), el cual demuestra cómo está avanzando en su compromiso por la sostenibilidad.

El VAS permite identificar el costo o beneficio entregado a la sociedad bajo un enfoque de valoración de externalidades. Lo anterior, con el fin de evidenciar la relación de la sostenibilidad con la gestión del negocio, pues existen aspectos que en principio no son financieros y que, sin embargo, pueden ser determinantes para la rentabilidad futura  y para la permanencia de la empresa en el tiempo.

Luego de construir un modelo para monetizar 11 externalidades económicas, ambientales y sociales correspondientes a 2015 y 2016, Cementos Argos obtuvo resultados que reflejan la gestión responsable de sus asuntos materiales año tras año. En este sentido, además de ayudar al inversionista a comprender y a valorar la sostenibilidad, el VAS es una herramienta objetiva para evaluar el avance del propósito superior de Argos: construir sueños que impulsan el desarrollo y transforman vidas. 

Este informe es la materialización de la búsqueda permanente de Argos por entregar a la sociedad más de lo que toma de ella. De hecho, el ejercicio arrojó que, al cierre de 2016, la compañía les entregó a sus grupos de interés un beneficio equivalente a 3,43 veces más que aquel que retuvo. Adicionalmente, el valor neto que le entregó a la sociedad en 2016 se incrementó en 10% con respecto al resultado del análisis correspondiente a 2015.

Estos resultados muestran cuánto contribuye esta cementera colombiana al desarrollo por medio de la innovación, el compromiso con el medio ambiente, la dinamización de la economía y la inversión social en cada uno de los 15 países y territorios en los que opera. Argos es consciente de los retos específicos que tiene la industria del cemento por lo que, con esta medición, reafirma su compromiso con la gestión responsable de sus impactos ambientales y con la seguridad, la salud y el bienestar de sus colaboradores. Además, continúa reflejando su convicción hacia la adecuada gestión del talento, el relacionamiento con sus comunidades y la innovación constante al servicio de la sociedad y el ambiente. 

Para la organización, el Estado de Valor Agregado a la Sociedad se convierte en un insumo clave para la toma de decisiones responsables y rentables, aporta mayor precisión en la gestión de sus riesgos y ratifica el compromiso con la transparencia ante todos sus grupos de interés. Esta herramienta le será útil a la compañía, por ejemplo, para realizar evaluaciones de inversión, así como para medir la efectividad de su estrategia de sostenibilidad. 

Uno de los objetivos más importantes para Argos es el de promover, por medio del ejemplo, la adopción de mediciones similares por parte de otras organizaciones que permitan un trabajo colectivo en favor del desarrollo sostenible. A pesar de que la compañía se basó en la experiencia de algunas entidades internacionales que ya cuentan con ejercicios similares de valoración de externalidades, es una de las primeras empresas en las Américas y en el mundo en adoptar este enfoque y hacer públicos sus resultados. Para ello, ha implementado una metodología innovadora que espera sea el punto de partida de una discusión abierta a la que invita a participar a otras compañías en Colombia.