Analistas

Proveedores, un paso al frente

GUARDAR

En mi anterior columna propuse el incremento progresivo del Porcentaje de Integración Nacional (PIN) de los diferentes sectores de la economía, con el objetivo de agregar más costo local a los productos que se fabrican en el país, lo cual contribuye al desarrollo industrial y a la generación de empleo. De esta forma se puede aprovechar el anuncio que hizo el presidente Duque de un plan para impulsar el emprendimiento y la industria.

Evidentemente, esta medida debe ir acompañada por un plan de desarrollo de proveedores a gran escala para romper el círculo vicioso que ha llevado a las grandes empresas a no comprarle más a los proveedores locales porque no son lo suficientemente competitivos frente a la oferta internacional, y a su vez, los proveedores tampoco invierten en maquinaria porque no van a incrementar sus ventas y tampoco recuperarán sus inversiones.

¿Dónde radica el éxito del modelo de negocio de un proveedor? Básicamente en tres aspectos: especialización, calidad y competitividad. En la medida en que un proveedor se especialice en la fabricación de un producto o en la operación de un subproceso, irá desarrollando un know-how que difícilmente alcanzarían sus clientes y su competencia, lo que llevaría a fortalecer su posición en el mercado.

El aseguramiento de la calidad es un atributo no negociable para cualquier producto, pues refleja la estandarización de los procesos de fabricación y garantiza la trazabilidad; además, en muchos sectores es un requisito contar con varios sellos de calidad para poder ingresar y hacer ofertas comerciales, que al final se convierten en barreras de entrada frente a posibles competidores.

Por otra parte, la competitividad se logra cuando los proveedores aumentan sus volúmenes de producción debido a una mayor demanda, permitiéndoles alcanzar economías de escala en la negociación de materias primas y una mejor distribución de sus costos de producción. Es precisamente en este aspecto donde se esperaría un gran impacto positivo al aumentar el PIN, puesto que el incremento de la demanda local, además de ocupar la capacidad instalada de los proveedores, también conllevaría a viabilizar sus planes de inversión en maquinaria y tecnología.

Hay otras iniciativas que contribuyen al fortalecimiento del tejido industrial del país y que, de hecho, muchas empresas han implementado por iniciativa propia, con el objetivo de garantizar una buena red de proveedores que cuenten con la especialización, la calidad, la competitividad que el mercado requiere y que las mismas empresas necesitan para poder cumplir con el PIN actual. Entre ellos están las mejores prácticas en manufactura y logística, los planes de compras conjuntas para lograr economías de escala y el diseño colaborativo de productos.

Hacer industria en Colombia nunca ha sido fácil. Afortunadamente hay bastantes referentes industriales, algunos famosos y otros no tanto, que nos han demostrado cómo salieron adelante: con perseverancia, audacia y trabajo bien hecho.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés