.
Analistas 18/12/2020

Yo solo quiero pegar en la radio

Jorge Hernán Peláez
Columnista y periodista de Al paredón del Diario LR

En 2002 el músico colombiano Jorge Villamizar se juntó con el reconocido pianista y productor norteamericano Sergio George para escribir la canción “Mi primer millón” que luego sería grabada por el grupo Bacilos, para su segundo álbum “Caraluna”.

Estamos hablando de una época en donde los artistas a nivel mundial estaban en plena crisis por la expansión del mp3 y su plataforma principal de distribución era la radiodifusión comercial. Internet era el enemigo. Hoy las cosas han cambiado dramáticamente, ya los músicos no necesitan “pegar en la radio” para lanzar sus temas, que además son producciones de video acompañadas por música. La radio ha cambiado también y hoy conseguimos contenidos diferentes a los del siglo pasado.

Colombia es un país de radio. Por décadas las diferentes emisoras han acompañado a millones de familias en sus hogares, automóviles y trabajos con contenidos impresionantes. ¿Quién no recuerda las grandes transmisiones ciclísticas, únicas a nivel mundial?

Para el año entrante el Estado entregará nuevas frecuencias de radio comercial, luego de que más de 1.000 personas naturales y jurídicas mostraran interés. Quieren ingresar a un mercado que no adjudica frecuencias desde los cuestionados ministros “miti-miti” en el tristemente célebre gobierno de Ernesto Samper. Se pagaron muchos favores ahí, pero a nadie le gusta recordar esas adjudicaciones. Esperamos que esta vez el gobierno sea capaz de disipar los mantos de duda.

El MinTIC espera las frecuencias disponibles en diferentes ciudades, municipios y regiones del país para comenzar el proceso de selección objetiva. Por mandato de la Corte Constitucional para otorgar permiso se debe adelantar un proceso de selección objetiva en cualquiera de sus formas (subasta, licitación, etc.), ya que el espectro es un recurso escaso de la nación y se debe buscar garantizar el acceso al mismo y maximizar el recaudo por el usufructo.

Se deberán desarrollar prepliegos, audiencias públicas, consultar expertos, publicar para comentarios y todo el debido proceso que tendrá su cronograma una vez la ministra Abudinen tome la decisión de dar el puntapié inicial. Todo esto va a suceder en el primer semestre de 2021. Hoy la revisión técnica de la disponibilidad de frecuencias se encuentra en manos de la Agencia Nacional del Espectro (ANE).

El director de la ANE, el ingeniero Miguel Felipe Anzola, ha dado instrucciones específicas y precisas a su equipo de trabajo para desarrollar a la mayor brevedad la revisión de las frecuencias disponibles. Algunas frecuencias se van a revisar con un modelo matemático, y otras físicamente en las poblaciones, para garantizar que no haya interferencias y que el espectro esté disponible. El equipo técnico y jurídico con el que cuenta la ANE es de primer nivel.

La discusión posterior será el valor de las frecuencias. No se llamen a engaños. Para ciertas empresas, y ciertos grupos económicos, la radio es un negocio excepcional. La mayoría podría observar un mercado a la baja, con pauta publicitaria decreciente por los efectos de internet. Recuerden que las cosas valen lo que la gente esté dispuesta a pagar por ellas. En la radio estamos hablando de un activo que para muchos empresarios es sinónimo de flujo de caja y poder.