Analistas 13/11/2020

Recuperando la confianza

En economía siempre hay un alto componente sicológico en las decisiones de los agentes. Es común referirse al “ambiente” de los negocios, los elementos cualitativos que facilitan y permiten que las cosas pasen. Al mismo tiempo, dos variables que llenaban de incertidumbre al planeta entero se resolvieron, al menos parcialmente, lo que permite pensar en otro escenario a partir de ahora. En primer lugar, el anuncio de Pfizer sobre la existencia real de una vacuna con efectividad aproximada de 90% tranquilizó a los mercados financieros mundiales. El precio de barril de petróleo se recuperó rápidamente y en un par de jornadas se proyectó al alza.

Los inversionistas ven que pronto habrá un inicio de normalización de otras industrias como la turística que siguen represadas. En segundo lugar, la accidentada elección de EE.UU., terminó con amplia mayoría demócrata y una pataleta de niño malcriado del presidente actual que se resiste a prestar el juguete. La pandemia, y especialmente la arrogancia de no usar tapabocas, disminuyeron significativamente las posibilidades de reelección. El tapabocas se convirtió en el símbolo de la campaña Biden: cuidarse, planificar, proteger la vida, no arriesgar y especialmente no burlarse del rival. Trump usó el elemento como burla contra Biden. Quien terminó contagiado fue el perdedor. Gana el mundo y creo que ahora Biden va a aprovechar el espacio para resolver muchos detalles de la guerra comercial, tecnológica y diplomática que tienen actualmente EE.UU. y China que nos tiene afectados a todos.

Las señales son buenas para Colombia, y en términos generales, para el ambiente de negocios que creo que se va a dar en 2021. Muchas industrias tendrán empresarios quebrados, pero habrá quienes aguanten y sobrevivan. Habrá nuevos emprendimientos y un reacomodo de los actores principales de cada sector. Dinamismo, sacudón, y en algunos casos tristes un borrón que no se vuelve cuenta nueva. Los cambios grandes y dramáticos traen siempre oportunidades. Con un nivel de ingenio suficientemente agudo habrá inversionistas que están ganando en este momento con precios de finca raíz muy baratos. Seguramente se encuentran en etapa de construcción de nuevos negocios y soluciones que todavía no veremos. Debe haber empresas de la industria del frío inventando dónde y cómo almacenar los millones de vacunas que compró Colombia a Pfizer a la temperatura que requiere.

El nivel de confianza de empresarios y consumidores seguirá subiendo necesariamente. En octubre Fedesarrollo había mostrado en su índice un repunte frente a septiembre. Creo que noviembre y diciembre serán más. Probablemente ahora veremos la cercanía de las ventas y el consumo de Navidad como el momento perfecto para el reencauche de algunos. Industrias de entretenimiento y eventos masivos todavía deberán esperar, pero algunos comerciantes vuelven a encaminar.

El gasto de los hogares va a estar ajustado, eso hace que los empresarios tengan que ser creativos en publicidad y mercadear de maneras novedosas. Presupuestar 2021 va a ser difícil para todos. ¿Cuándo ha sido fácil presupuestar? Sin embargo, es más fácil presupuestar sobre algún nivel de confianza que sobre la total incertidumbre como estábamos hace algunos meses o semanas.