Analistas

Las sillas vacías

GUARDAR

Siete grandes empresas petroleras ofertaron esta semana en la audiencia PPAA (Proceso Permanente de Asignación de Áreas) de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, entidad técnica encargada de abrir los negocios de esa industria. El procedimiento actual, sustituyó el de las rondas sucesivas que se hacía anteriormente. Las compañías interesadas presentaron 19 ofertas formales, con sus respectivas garantías, por 11 de las zonas de nuestro país. La ANH había puesto en el mercado 20 posibilidades. En promedio en audiencias anteriores había ofertas de entre 33% y 43% de interés, y en esta ocasión Colombia logró capturar el 55% de oferta, un récord histórico impresionante. Se presentaron 22 empresas certificadas y verificadas para ofertar por las 20 áreas, pero también para proponer nuevas áreas, otra de las modalidades novedosas.

Frontera Energy, Geopark, Ecopetrol, Hocol, Parex Resources, Gran Tierra Energy y Ongc Videsh fueron las que se “descubrieron” en primera ronda, que tendrá una segunda a finales de junio para que otras compañías de las 22, o entre ellas mismas, mejoren las ofertas en sentido económico. Parecido al mecanismo de subasta para maximizar precio. Las ofertas van a ser muy atractivas, pues las compañías en términos generales, están dispuestas a ofertar con porcentajes de participación superiores al promedio del mercado entregándole mayor beneficio al Estado colombiano en números que pueden llegar hasta a 5% por arriba.

Durante cuatro años no se habían firmado proyectos petroleros en nuestro país, y en este primer año comenzaron firmando acuerdos off-shore. Ya hay cinco contratos en firme y cuatro más que están próximos a formalizarse. El gobierno anterior tuvo que vivir una etapa de precio del barril de petróleo internacional muy bajo, lo que hacía muy complicado montar este tipo de rondas de negocios.

Otro tema es que el anterior director de la ANH, Orlando Velandia, tal como lo expusimos en su momento en LR el año pasado, dilató la publicación de algo tan sencillo y evidente como el mapa de ruta para que las compañías pudieran hacer sus números y respectivos planes de negocios. Afortunadamente, ahora no solo hay una guía, sino que el 55% de éxito de la ronda habla por sí solo.

El lunar del evento estuvo por parte de los representantes del Ministerio de Minas y Energía, que nunca llegaron al salón. Al parecer su agenda exótica resulta al menos “curiosa” con otras prioridades. He observado que la ministra Suárez en foros y medios de comunicación habla de temas como energía solar, de la igualdad de género, menciona el medio ambiente, pero nunca se refiere a la industria minera, petrolera ni energética. El desplante de no ir al evento, sin avisar previamente, obligó a que los encargados de protocolo retiraran su silla, dejando únicamente la silla del viceministro Diego Mesa que al menos pudo haber llegado al evento.

Tampoco avisó que no iba, ni siquiera llamaron del ministerio a la ANH a advertir. La foto lo dice todo, un asiento sin ocupante, mensaje subliminal que deja en ojos de los inversionistas una duda que se hubiera podido evitar. Ya es evidente que hay distanciamiento entre el director de la ANH, Luis Miguel Morelli, y la ministra de Minas, María Fernanda Suárez. Ella ni siquiera registró el tema en su twitter. Es muy raro ese cortocircuito cuando ella fue quien lo propuso y lo nombró. Inadmisible que, ante inversionistas internacionales de peso, dejemos evidencias explícitas como esas sillas vacías.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés