Analistas

Herramientas para emprendedores

GUARDAR

Un pequeño empresario en nuestro país tiene ante sus manos hoy por hoy grandes posibilidades tecnológicas sobre las cuales puede apalancar su operación. Montar un negocio siempre es una aventura, de hecho la raíz latina de la palabra emprendedor, de donde sale “empresario”, es la misma raíz de “aventurero”. Originalmente la connotación de la palabra estaba asociada a aventuras de tipo militar, y a lo largo de los años se fue acercando al mundo comercial. Peter Drucker define a un emprendedor, como aquel individuo que convierte una fuente en un recurso y está abierto al cambio al tiempo que busca convertirlos en oportunidades rentables.

El MinTIC desarrolló APPS.CO una iniciativa que busca formar negocios tecnológicos, con una eficiente metodología de interacción de ensayo y error, cambios de hipótesis, hasta lograr acelerar y reducir el riesgo para emprendedores. 

La batalladora Catalina Ortiz logró convertir a INNPulsa en un verdadero motor de pequeñas y medianas empresas. El objetivo de Ortiz, de la mano de Bancoldex y el Ministerio de Comercio es crear un escenario donde los emprendedores reciban un empujón muchas veces financiero para desarrollar sus proyectos creativos. 

Del mundo de las telecomunicaciones, Telefónica, cuenta con las convocatorias de Wayra para apoyar a aquellos empresarios que necesitan recursos financieros y tecnológicos. Al frente de la iniciativa se encuentra Johanna Harker. Pocas empresas logran clasificar, pero todas las que superan los obstáculos iniciales se convierten luego en poderosas compañías cuando Wayra robustece su operación tecnológica.

Otra compañía internacional que apoya empresarios es Endeavor, liderada en Colombia por la brillante Adriana Suárez, busca apoyar y remodelar empresas que tengan unas ventas superiores al millón de dólares anuales. Endeavor ha venido apoyando por ejemplo a Bodytech dentro de su proceso de expansión e internacionalización. A la fecha, cuenta con más de 25 empresas colombianas similares.

Está demostrado por varios estudios que una Pyme que adopta tecnología crece dos o tres veces más rápido, y las Pyme entienden la importancia de una herramienta como internet y su presencia en ella, sin embargo no han sido eficaces en la adopción de esta tecnología. 

En Google Colombia su genial directora Laura Camacho ha logrado montar un proyecto que pretende contribuir a que las empresas logren superar las barreras que obstaculizan su acceso a internet. Cuentan con productos que son fáciles de usar desde publicidad digital como AdWords hasta las herramientas de trabajo de Google for Work. Para las Pyme estar online debería ser fácil. La publicidad digital genera visibilidad, rompe barreras geográficas y cambia el paradigma de que es costoso y es sólo para grandes empresas. Lo que sucede es todo lo contrario: es fácil de usar, no requiere una mayor inversión, se puede medir y la Pyme puede modificar las variables de la campaña cuando sea necesario. 

Las Pyme también crecen más rápido con herramientas como correo electrónico, almacenamiento en la nube y productos que facilitan procesos y colaboración que aumentan la productividad, y ahorran tiempo y dinero al enfocarse en los temas más relevantes para sus negocios. Un caso de éxito lo tiene la empresa “Lechona digital”  al demostrar aumento en sus ventas no sólo a nivel nacional sino también internacional  por medio de su página de internet y cuenta @DondeJimmy www.lechoneriadondejimmy.com

Estas iniciativas planteadas aquí, no son las únicas y hacen parte de algo que el Gobierno y la industria privada deben apoyar con mayor decisión. Colombia debe hacer grandes apuestas por las Pyme, las Mypime y los nuevos emprendedores, un gran motor del crecimiento económico. Estamos en la era de internet, la era de las oportunidades. Ahora es muy sencillo encontrar aplicaciones a la medida de las necesidades de cada uno. Desarrollar una cuando no existe, por sí misma se puede volver un nuevo modelo de negocio rentable y sostenible.

También hay que decir que la estadística muestra que más de un 80% de las ideas de emprendedores no llega a ser una verdadera empresa. Las pocas que maduran, logran acelerar su proceso de éxito si es de la mano del buen uso de la tecnología.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés