Analistas

Escuadrones de educación

Las agresiones sexuales de las que son víctimas muchas mujeres en los sistemas de transporte público, así como muchos hombres, son objeto de debate no sólo en la capital del país sino en el resto del continente.

Hace algunos meses apareció la idea de un transporte exclusivo para mujeres, intentando reivindicar el derecho a moverse dignamente por las ciudades sin ningún tipo de peligro. El concepto de crear accesos preferenciales en los sistemas de transporte es para algunos una idea curiosa y si se quiere regresiva frente la verdadera problemática.

Nuestra cultura pareciera en ocasiones estar estancada en épocas oscuras de la humanidad. Hay algo de machismo, segregación, victimización de género, falta de cultura  y falta de conciencia social.

No puedo hablar bien del género masculino cuando nosotros mismos no ayudamos. He visto por ejemplo la falta de cultura a diario con personajes que entran a los baños y ni siquiera consideran la opción de lavarse las manos. Los hombres, continuamente hacemos comentarios denigrantes, de doble sentido, vulgares e inapropiados sobre los cuerpos de las mujeres. El chip cambia cuando se trata de una hija, esposa, novia o nuestra madre; sin embrago, a muchos se les olvida que esa mujer que observan y sobre la cual a veces fantasean, es la hermana, hija, novia o madre de alguien más. No ayuda para nada que en la cultura mundial actual la publicidad audiovisual, la música, el modelaje y los reinados de belleza refuerzan continuamente ese mensaje de manera subliminal. La cultura permite que convivan entre nosotros los trogloditas que pasean a diario por la ciudad buscando tocar las nalgas de una mujer.

Lo que recién empieza a funcionar en Bogotá ya existe en diferentes ciudades del mundo.  La Asamblea Legislativa de Sao Paulo (donde en lo que va corrido del año se han presentado 20 casos de abuso), aprobó este año un proyecto de ley para la implementación de vagones de metro y trenes exclusivos para mujeres. Desde 2006 existen en Río de Janeiro vagones exclusivos para mujeres en el metro; en México 9 de cada 10 mujeres sufrieron violencia sexual en el metro durante 2009; según cifras oficiales, en Argentina, se registraron 1.139 casos de violencia contra mujeres y 68 ocurrieron en el transporte público durante 2012. En 2008, el Gobierno del Distrito Federal de México dispuso de  camiones de la red de transporte público solo para mujeres en el marco de la campaña ‘viajamos seguras’ en la que participó el Instituto de las Mujeres de esa ciudad, e incluyó otras acciones como la instalación de cámaras de video y grupos de cuidado especial en el metro.

El año pasado, las autoridades en Bogotá, registraron 109 casos de agresiones sexuales en el sistema de TransMilenio y a diciembre, sólo 31 capturas se habían producido. No hay unanimidad con respecto a la efectividad de la solución, ni siquiera todos los pasajeros coinciden en el método que se está implementando. Esta semana, fueron capturados los primeros infractores con el nuevo sistema, pero horas después ya la situación cambiaba pues muchas veces vuelven y quedan en libertad debido a nuestro curioso y único sistema judicial, donde cada juez tiene un concepto y criterio diferente. La efectividad de los resultados se irá midiendo con el tiempo, pero surge necesariamente la duda de si esa medida va a funcionar o no en el largo plazo. 

Hoy, pese a los rápidos resultados del nuevo escuadrón de mujeres en Transmilenio, me cuesta trabajo pensar en la estrategia a seguir en el resto de la sociedad. Si hay escuadrones en el transporte público, ¿también vamos a necesitar escuadrones en los estadios de fútbol, centros comerciales, aeropuertos, terminales de transporte, colegios y universidades? Por todas partes hay mujeres y afortunadamente muy atractivas en nuestro país. El origen del problema va mas allá, necesitamos repensar nuestra educación sobre el concepto de mujer, para que cada día haya menos trogloditas y desadaptados viviendo entre nosotros. Necesitamos escuadrones de educación!

Ñapa: Un fiel lector me envió fotografías de la ceremonia de la reinauguración reciente del Teatro Colón. Ojalá la inversión realizada en este escenario traiga nuevamente grandes espectáculos culturales de talla mundial que necesita nuestro país. Las tablas y el público están listos.