Analistas

El nuevo I tax de Apple

GUARDAR

El legendario Steve Jobs no imaginó en vida que su compañía, Apple, estuviera en una situación como la que anunció esta semana. Los diferentes discursos que quedaron registrados, la película, el libro y otros testimonios de personas cercanas, muestran un Jobs rebelde, liberal, propenso a la innovación y a destruir paradigmas. Jamás se vio a un Jobs gobiernista o amigo de la institucionalidad. Muy por el contrario, la filosofía de diseño de productos hacía pensar en una empresa que le gustaba romper las reglas y los paradigmas

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia y la reforma de impuestos que logró que le aprobaran en el Congreso norteamericano, el panorama financiero cambia para todos los empresarios. Apple ha anunciado un inesperado plan de contribución a la economía de Estados Unidos. El plan anunciado inicialmente abarca un cambio estructural para los próximos cinco años. Apple invertirá US$350.000 millones que serán contribuidos a la economía del país y esto supone la creación de al menos 20.000 nuevos empleos directos. Hoy la planta de Apple a nivel mundial cuenta con 84.000 trabajadores, lo que significa un incremento de 26% en su fuerza laboral. Con la nueva ley, Apple debe repatriar US$225.000 millones que están en caja o inversiones “a  la vista” en bancos del extranjero, de los cuales US$38.000 millones van directos al gobierno federal al rubro de impuestos. Mejor dicho, pasamos de los grandes lanzamientos como Ipad o Iphone, a una nueva visión empresarial el: I-tax.

El crecimiento laboral se hará contratando empleados que ya estén en sus ubicaciones actuales, pero como son tantos, la compañía deberá construir un campus nuevo. Sin haber revelado detalles de dónde sería, la nueva “oficina” será anunciada en el transcurso del año. Lo que sí divulgó la empresa es que inicialmente los empleados del nuevo campus se concentrarán en atender soporte técnico a usuarios de los productos como Ipad o Iphone.

Desde la casa matriz en Cupertino, California, van a apostar por invertir en educación. Apple planea expandir su proyecto de formación de estudiantes en diversos institutos y universidades públicas específicamente en capacitación en programación con el lenguaje Swift, especializado en creación de aplicaciones. Con este golpe de opinión Apple también busca, de rebote, que el mercado deje de hablar del infortunado “impasse” cuando un directivo de la empresa recientemente aceptó públicamente que las actualizaciones del sistema operativo IOS ralentiza los modelos anteriores al de última generación. Las demandas se radicaron por parte de los usuarios y siguen su curso de mediano y largo plazo.

Estimular a que las empresas creen empleos en Estados Unidos, con un natural beneficio tributario, es algo que Trump prometió en campaña y lo está cumpliendo. Suena casi como a regla de tres: el empresario ahorra en impuestos y algo del ahorro lo puede invertir en nuevos empleos. Esos nuevos trabajadores consumen y hacen crecer la economía. Algo totalmente contrario a lo que está viviendo la economía colombiana que no ve por donde reaccionar después de la Reforma Tributaria Estructural. Los candidatos presidenciales han insinuado algo del tema impuestos, que seguramente será un gran debate a medida que se acerca el mes de mayo. Ojalá los ciudadanos exijan un alto nivel de discusión en este punto. Espero que no vayamos a caer en frases que suenan bien, pero de poco contenido económico.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés