Analistas

Cuello de botella aéreo

GUARDAR

Con la llegada de la temporada alta de vacaciones el director de la Aeronáutica Civil, Gustavo Lenis, en rueda de prensa explicó las proyecciones de tráfico de 2014 (incluyendo diciembre) y los planes de expansión de infraestructura en los aeropuertos. Las cifras son impresionantes y dejan una gran duda sobre la capacidad operativa del sistema a corto plazo. Un punto a favor de Lenis es su amplia experiencia en niveles directivos de la industria y su deseo de contratar mejores técnicos de operaciones. (ver comunicado)

Por su parte Atac, Asociación del Transporte Aéreo de Colombia, expone una delicada situación de capacidad. Hay fallas en los procesos y escandalosos sobrecostos en los aeropuertos colombianos. El destacado abogado Gilberto Salcedo, con experiencia en diversos sectores, se le midió al reto de encargarse del gremio. Salcedo logró cuantificar y valorizar los cuellos de botella y elementos sensibles de la industria. Las proyecciones que incluyen el ingreso de nuevas aerolíneas, desbordan la capacidad tecnológica y humana para poder atender a los usuarios adecuadamente en los próximos años. (ver PPT)

En el caso del Aeropuerto Internacional el Dorado de Bogotá, Opain ganó la polémica concesión en 2006 y desde los diseños hasta lo que pasa hoy con el desorden de taxis se deduce que se hubiera podido adjudicar mejor. Eldorado representa 33% del tráfico aéreo del país. En costo de arrendamientos en 2013 se incrementaron en promedio 200%, siendo el metro cuadrado más costoso del país, por encima de los principales centros comerciales de Bogotá. Hay prácticas abusivas en actividades comerciales como el servicio de alimentación. Se cobran 6% de las ventas a los proveedores y quieren subir a 9%. Cobran 9,15 centavos de dólar por galón de gasolina, lejos del promedio de otros países. En 2013 se consumieron 220 millones de galones, es decir, están generando un sobrecosto aproximado de US$21 millones al año.

Opain ha revelado su estrategia para fin de año en la que contará  con un bus adicional en la parte externa para un total de tres buses simultáneos. Habrá extensión de horarios de operación. Para el Puente Aéreo se instalará un punto de información que operará de 6 a.m. a 10 p.m. y  aumentará en un funcionario el esquema de supervisión controlando salas y  bandas de recibo de equipaje. Las medidas nunca son suficientes y para esta navidad el concesionario solicitó a las aerolíneas tener un correcto manejo del sobredimensionado, cumplir con los cierres de check in de los vuelos e informar oportunamente cualquier cambio en horarios, algo que a veces no sucede.  

Una solución que planteó en su momento el Presidente Santos es la de un segundo aeropuerto para Bogotá, donde quede exclusivo el tráfico Militar y de aviones privados que hoy presta Catam, pero compartiendo pistas con Eldorado. El capitán José María Jaimes, presidente de la Organización de Aviadores de Avianca (Odeaa) coincide con esa visión. Esa es una parte marginal del problema. Los procesos operativos y de negligencia se solucionan de otra manera. Cualquier ingeniero que haga un repaso sobre la operación dentro del aeropuerto, puede proyectar soluciones de descongestión a punta de estadística e implementación de algoritmos para la tomar decisiones eficientes.   

Durante el debate de control político que se llevó a cabo esta semana en la Comisión Primera del Senado, se evidenció  la ausencia de regulación de los derechos de los pasajeros. El senador Juan Manuel Galán insistió en que se dejó para el final lo que se supone prioritario: las pistas y la torre de control, “ Eldorado no tiene torre de control y opera una de los años 50”. Los pasajeros se quejan con las aerolíneas, la SIC o en los medios de comunicación, especialmente con desahogos diarios en redes sociales. Para un usuario no hay diferencia entre la operación de un aeropuerto y la de una aerolínea, ya que a ésta última es a quien le compra el tiquete. Si las aerolíneas, Aerocivil y los aeropuertos comunicaran mejor esta diferencia, al menos con la información detallada, las cosas funcionarían mejor. Lo que pasa es que los sindicatos de las concesiones, sumado a algunos integrantes de los sindicatos de las aerolíneas, se deleitan entregando información parcializada, donde casualmente ellos nunca tienen la culpa de las fallas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés