Analistas

Candidatos y votantes conectados

GUARDAR

La primera vuelta presidencial se acerca y los votantes y ciudadanos incrédulos han podido observar, oír y leer las propuestas de los candidatos que quedan en carrera por el máximo cargo público de nuestro país. Ayer se conoció una interesante medición sobre la forma como la gente consume medios tradicionales y medios digitales para informarse sobre la campaña actual. Punto Co Internet y el Centro Nacional de Consultoría realizaron una encuesta.

La televisión (abierta y cerrada) es el medio donde la población se entera de la contienda electoral mayoritariamente. A nivel nacional un 68% de los encuestados lo hace por uno o varios canales de televisión, en donde ha habido una interesante y amplia oferta de debates con candidatos. Los noticieros de los canales de televisión publican recurrentemente las encuestas y diariamente siguen a los candidatos por los sitios donde hacen su actividad política.

La televisión es el medio más fuerte de consumo en personas mayores de 46 años con 74% y en los niveles socioeconómicos 1 y 2 con un 72%. Las emisoras de radio y medios digitales tienen mayor afinidad entre personas mayores de 32 años y en niveles socioeconómicos del 3 al 6.

En el caso de la población de menores de 32 años las redes sociales representan el lugar de mayor contacto con la información con un 67%. De este último segmento, más de la mitad, 56% busca información de los programas y actividades de los candidatos en internet, primero que en los medios tradicionales.

Una de las cifras aterradoras del estudio es que 80% de los encuestados dicen que en las redes sociales de los candidatos algunas noticias son verdaderas y otras son falsas. Este alto porcentaje corrobora la idea del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump: la desinformación ya es transversal a todas las campañas políticas del planeta. Hay “Fake News” por todo lado, y la mayoría de la gente ya es consciente de eso, con la gravedad de que nadie sabe cómo diferenciar las publicaciones reales de las amañadas.

Simplemente no es verificable. Las cadenas que corren por WhatsApp, considerada en la encuesta como red social, alimentan el sesgo para todos los lados. Si nos remitimos a la famosa entrevista de Juan Carlos Vélez a este diario en 2016, vemos como ese fenómeno, manejado de manera maquiavélica, al final podría afectar en un porcentaje significativo los resultados finales.

Para la mitad de los encuestados, la información que reciben por las redes sociales influye en su decisión de voto. Con esa mitad podría ser suficiente para voltear una decisión final, especialmente pensando en las elecciones de la inminente segunda vuelta de mediados de junio.

Es llamativo que un 37% de los encuestados considera que la dinámica natural e interactiva de las redes sociales permite que los candidatos puedan informarse también de los problemas de las comunidades. Esto también es importante para que los programas y conceptos de las campañas políticas vayan teniendo mayor sintonía con la comunidad.

Una porción importante de la población se entera, debate y forma su opinión política desde internet. No es un medio marginal como hace algunas elecciones. Hoy la presencia del contenido digital va a terminar siendo muy influyente en la elección. Es evidente que hubo candidatos en esta campaña con un plan digital estructurado y hubo otros que improvisaron. Los que están más conectados con sus votantes pueden terminar haciendo la diferencia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés