Analistas

Bienvenida a un reptil marino

A mitad de semana la comunidad científica se sorprendió en nuestro país con la noticia del descubrimiento de un importante fósil. La excavación se dio en el patio de la casa de una habitante del municipio de Villa de Leyva, Boyacá. Los expertos en estos temas pertenecen al Centro de Investigaciones Paleontológicas CIP y vienen adelantando proyectos que buscan nuevos descubrimientos en nuestro país. Villa de Leyva es uno de los lugares más importantes del país en el campo científico de la paleontología.  La Alcaldía firmó un convenio con  el CIP, y ambas instituciones han hecho un gran hallazgo. El centro se configuró por una iniciativa privada de dos grandes apasionados: el Doctor Carlos Bernardo Padilla, quien ya falleció, y el Doctor Santiago Padilla quien ahora es su legado. En el CIP reposa una de las colecciones más importantes de Suramérica en reptiles marinos y el laboratorio más importante y único en preparación de fósiles vertebrados. 

La excavación concluyó con el hallazgo de un Ictiosaurio encontrado en la vereda del Roble, en la finca los Morros. Los propietarios también han aportado económicamente y quienes dieron aviso a las autoridades locales de la situación. Este fósil mide aproximadamente 4,50 metros de largo, tamaño importante para este tipo, su cráneo en particular mide 1,50 metros y tiene algunas características de su morfología antes no vistas, se trata de un reptil marino del periodo cretácico de 115 a 130 millones de años. (Ver foto 1) Pronto será extraído del suelo por el equipo técnico del CIP y trasladado al mismo, donde se realizará la preparación, protección y estudio quedando a disposición de los parámetros convenidos y legales. (Ver foto 2)

Este suceso es de gran importancia pues es necesario promocionar, proteger y desarrollar el rescate paleontológico. El costo de un estudio asciende aproximadamente a $100 millones. En este caso puntual de Villa de Leyva el costo fue de $65 millones, antes de incluir el traslado del paleontólogo, quien estudiará el ejemplar y viaja desde Panamá. El equipo científico cuenta con un colombiano y una suiza.  Los riesgos de traslado de un fósil y su preparación, es utilizando mano de obra especializada. 

Para la gerente actual del CIP, Mary Luz Parra Ruge, es muy importante contar con entidades como es la Alcaldía Municipal de Villa de Leyva, quien apoya económicamente y concientiza a la comunidad en la protección del patrimonio. También han recibido apoyo  del  Instituto Smithsonian de Panamá quien aporta la parte técnica y científica. Se han vinculado algunas universidades e instituciones académicas que quieran apoyar estas iniciativas de investigación, educación y protección de las riquezas patrimoniales, con fines de  concientizar, culturalizar y descubrir las causas de desaparición de especies en el pasado y la conservación de las actuales.  

El tiempo de preparación y estudio de un espécimen de este tamaño puede durar hasta tres años. En este caso puede durar un poco más ya que su preservación está un poco delicada por el tiempo que estuvo en la intemperie.  La gran reflexión es que realmente el trabajo científico en Colombia es subvalorado, teniendo en cuenta el bajo nivel de recursos que se invierten en las diferentes actividades. Las entidades que aportan son escasas pero la paleontología tiene mucho potencial pues tenemos una riqueza fosilífera por descubrir impresionante. La importancia de rescatar este material paleontológico no es solo para los científicos apasionados, sino para el mundo entero, en saber las formas de vida que existieron el pasado para entender las actuales.  

Si queremos ser un país mucho más desarrollado y organizado, debemos invertir en ciencia y en desarrollos tecnológicos, una variable que siempre han tenido de su mano las grandes potencias. Por ejemplo, si uno revisa las cifras del Banco Mundial, Colombia apenas invierte el 0,17% de su Producto Interno Bruto en Investigación y Desarrollo. Esto es una verdadera vergüenza, ya que países menos importantes que el nuestro, y con menos talento humano superan el 2% y 3% en este rubro. No nos gastemos todo en burocracia y corbatas.

Ñapa: Después de lo sucedido en el Cauca esta semana con la emboscada guerrillera, la sociedad colombiana comenzó a pedir una fecha límite al proceso de negociación. La paciencia y generosidad se están agotando.