.
Analistas 21/07/2022

Acelerar transición energética es correcto

Isaac Dyner
Decano Facultad de Ciencias Naturales e Ingeniería - U. Jorge Tadeo Lozano

Acelerar la transición energética es una política acertada. En este contexto, para cubrir las crecientes necesidades del mercado eléctrico colombiano, se requiere incrementar su oferta, toda ella proveniente de fuentes renovables, puesto que los costos y tiempos para integrarlas son mucho menores que los de los fósiles. El bono es, además, que ellas son limpias como se comprometió el presidente electo.

Si la próxima administración actúa coherentemente, en el mercado eléctrico se alcanzará un consumo 100% renovable antes de concluir la década, y se podrá lograrlo de manera segura. No obstante, esto demandará trabajo duro en diversos frentes.

El reto del presidente Petro no es menor. No solo en términos de política de gobierno, sino además, en el trabajo con las comunidades: 1) logrando que ellas perciban claramente el beneficio de la construcción de infraestructura en sus territorios, tanto para la generación como la transmisión de energías limpias, y 2) impulsando extensivamente la autogeneración, principalmente solar, en los hogares y negocios, para quienes es lo más asequible.

En cuanto a lo que depende del gobierno central, se tendrá necesidades adicionales no menores a 7GW de renovables, es decir, más de tres veces lo comprometido por el presidente Duque. Adicionalmente, se requerirán mayores transferencias de electricidad entre la costa y el centro del país, así como un ajuste en la regulación que busque garantizar la seguridad en el suministro. Esto último, con el objetivo de poder utilizar la generación hidroeléctrica (con embalse) para complementar a las otras y, especialmente, con el fin de ayudar a abastecer la costa Atlántica durante las noches.

El reto es realizar subastas de renovables en el mercado como se hacen exitosamente en todas partes del mundo, además, considerando los tiempos adecuados, de manera que obtengamos precios del kilovatio comparable a los de los países de condiciones similares, no mucho más altos, como ha sido el caso en Colombia. En estas condiciones, la electricidad proveniente de combustibles fósiles resultará más costosa que la renovable, aun cuando los activos fósiles se hayan depreciado (es decir, excluyendo los costos de sus activos fijos) y las limpias sean nuevas, mayor razón para acelerar la transformación del sector.

Nuestras investigaciones* muestran como integrar las renovables al sistema de manera efectiva. De actuar con la prontitud requerida, el país podrá disfrutar en el próximo cuatrienio de un suministro de electricidad 100% limpia durante muchos días del año, salvo por algunos obstáculos que pueda presentar la red de transmisión.

Por lo argumentado y buscando cumplir sus objetivos de campaña, el presidente electo deberá concentrarse en hacer una transición energética rápida con el propósito de atender el consumo eléctrico doméstico. Ahora bien, dadas circunstancias actuales, para los países que no pueden hacerlo a la misma velocidad nuestra, se podrá ayudarles, exportándoles combustibles fósiles a precios elevados, como en la actualidad se hace, lo que los forzará a transitar el mismo camino de Colombia. Entretanto, el país también seguirá produciendo derivados del petróleo - no solamente combustibles - para el consumo de la industria, el comercio y los hogares.

*Hoja de ruta de electricidad 100% renovable en Colombia a 2030 (Universidad Jorge Tadeo Lozano - Universidad técnica de Berlín, TUBerlin)

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA