.
Analistas 17/12/2022

Digitalización en la industria

Hernán David Pérez
Socio principal Quartam

En la pasada pandemia “la caída de las ventas experimentada por las empresas digitalmente avanzadas fue tres veces menor que la de las empresas no digitales” y “… la disminución de los beneficios de última línea fue prácticamente dos veces menor que la de las no digitales”. Estos hallazgos fueron compartidos por la Onudi -Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial- en el reciente informe “Futuro de la industrialización en un mundo postpandemia”. Dichas cifras son contundentes y confirman la razón detrás de una mega tendencia global en el sector manufacturero: la aceleración en la adopción de tecnologías de Producción Digital Avanzada -PDA-, la cuales incluyen: internet de las cosas, inteligencia artificial, analítica de la “big data”, visión artificial, digitalización de los trabajadores y los procesos, manufactura aditiva y robots colaborativos -cobots-, entre otras.

En nuestra experiencia, la adopción exitosa de las PDA en la industria manufacturera está determinada en gran medida por la coexistencia de cuatro factores al interior de las organizaciones: (i) relación costo-beneficio favorable: aunque algunas tecnologías PDA, como los cobots y la manufactura aditiva aún no son alcanzables para muchas organizaciones, otras tecnologías PDA como el internet de las cosas, la analítica de “big data”, la visión artificial, y la digitalización de los trabajadores y los procesos, han evolucionado a modelos de negocio “as a service” entregando beneficios muy superiores a los gastos de suscripción, y constituyéndose en una vía rápida en el camino a ser digital; (ii) las capacidades digitales de los trabajadores de piso: el cual sigue siendo un factor muy relevante y cada vez con menores barreras como consecuencia de la digitalización de las actividades cotidianas de los trabajadores, pues quién lo creyera, ese trabajador que es ávido del uso de teléfonos inteligentes, redes sociales y comercio electrónico, va desarrollando grandes capacidades para interactuar en ambientes digitales; (iii) capacidades analíticas: uno de los mayores retos es contar en la organización con las capacidades en analítica de datos e inteligencia artificial para gestionar la “big data” de las operaciones.

Las buenas noticias en este factor son dos: primero, para aquellos interesados en desarrollar las capacidades al interior de la organización, la abundancia de programas de educación virtual alrededor de la analítica de datos e inteligencia artificial ha permitido multiplicar exponencialmente el talento disponible en el mercado; y segundo, para los que prefieren la tercerización, han surgido múltiples empresas que prestan servicios de analítica de datos, logrando altos niveles de especialización y los beneficios en costo de la implementación progresiva que permite el outsourcing; y finalmente, (iv) la determinación gerencial: el último factor y quizás el más importante, es el convencimiento en el liderazgo de las organizaciones de abordar desde ahora y en forma estructurada la digitalización de la manufactura, pues aunque lo veamos lejano, cada día es un factor más relevante para competir exitosamente en los mercados local y global.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA