Analistas

Oportunistas del café

GUARDAR

Acaba de salir un comunicado de Dignidad Agropecuaria invitando al paro del 17 de marzo, por cuenta de las afectaciones del verano, particularmente para los productores de café.

Vale la pena anotar que el origen de este movimiento fue la famosa Dignidad Cafetera, que organizó el paro del 2013, y cuyo líder aspiró fallidamente a la Cámara de Representantes por el partido Polo Democrático y derrotado, el año pasado gestionó la personería jurídica; ahora quiere aprovechar el verano para tratar de conseguir incautos que crean que allí está la salvación. Paralelamente está promoviendo el referendo para el agro y pasando cuenta de cobro al actual Ministro de Agricultura por el incumplimiento a los acuerdos de Tunja para levantar el segundo paro en agosto del 2013.

Nuevamente al Polo lo acompañan los grandes productores de café, que piensan que esta manera de actuar es la solución – vendiéndole el alma al diablo – capitalistas puros que, en su negocio actúan con el legítimo ánimo de lucro, precisamente lo contrario a la ideología del Polo Democrático. Puede no estar lejos ese día en que “manden el zarpazo” y se conviertan en sus enemigos, dedicados a defender a los trabajadores y otros esquemas de propiedad de la tierra, como ya ha sucedido en la altillanura.

Inconcebible que un sector como el cafetero, que incrementó sus ingresos en un 83%, entre 2102-15 ahora se levante contra el Gobierno por un mes de verano que, sin desconocer algunos daños puntuales, lejos está del menor asomo de crisis. Al contrario, la devaluación acompañada de un aumento de la producción, de 7.74 a 14.18 millones de sacos, los ha favorecido.

Ahora proponen condonar las deudas, flexibilizar la compra del grano, disminuir los precios de los fertilizantes, crear crédito con periodo de gracia, y el seguro de cosecha al 1 %, entre otros. Olvidan que sus deudas – se supone -, fueron canceladas en la “bonanza” del año anterior, cuando los flujos fueron suficientes. No pueden aspirar a un nuevo crédito después de pedir una condonación, precisamente porque esta ultima lo que hace es cerrar las puertas de los bancos. 

La flexibilidad en la compra del grano, una petición de muchos cafeteros y recomendación de la Misión del Café que la nueva administración de la Federación ya  implementó, y que hoy está permitiendo adquirir a mejor precio el café afectado por el verano, que se exporta como pasilla, constituyéndose en un gran alivio.

Los precios de los fertilizantes han aumentado 10% a 15%, mientras el ingreso se incrementó el 83%. Esa petición no es más que un punto de honor de los señores de Dignidad, después de las promesas del Ministro Iragorri, que ha tratado de cumplir importando unas toneladas, reemplazando lo que puede hacer un mercado libre, y que todos esperamos no se convierta en un descalabro. 

No obstante deben tomarse medidas puntuales para cafetales afectados severamente por el verano, que desde luego sí existen. Al mismo tiempo,  producir cambios estructurales para erradicar cafetales ubicados en pisos térmicos marginales para café, pero óptimos por ejemplo para cacao. Está en las manos de la Federación diseñar un plan de reconversión que genere soluciones de fondo, para no seguir “apagando incendios” de productores que sembraron en sitios en que no son aptos para cultivar café.

Por lo pronto las florescencias han estado muy buenas, y seguramente este también sea un muy buen año para los cafeteros colombianos.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés