Analistas

Distracción cafetera

GUARDAR

Como una forma de distraer la atención de los líderes cafeteros y unir fuerzas alrededor suyo, se convirtió para el gerente de Fedecafe la revista Dinero, con un articulo de Eduardo Lora sobre las conclusiones de la Misión Cafetera, que merecieron tremenda arremetida  tratándolo de “cómodo burócrata internacional, experto vendedor de políticas económicas”, acusando su concepto adverso a pesar de recibir honorarios del Fondo del Café.  

Para el Gerente, la Misión conformada por el Gobierno, pero pagada por el Fondo, pareciera que estaba obligada solo a concluir lo que el quería escuchar. Nada más irrespetuoso con la academia y con uno de los más importantes economistas de América Latina, que se atrevió a expresar lo que considera deben ser las reformas.  

Ataca Muñoz el libre mercado para descalificar a lo que él denomina “mayoristas de las multinacionales”, reunidos en Asoexport, son el soporte fundamental para colocar el café de Colombia en el mundo. 

Cosa diferente es que uno no esté de acuerdo con Eduardo Lora cuando plantea la terminación de la garantía de compra, conociendo las distancias y la incapacidad negociadora del campesino. Es indispensable  que la cooperativa de cafeteros ofrezca todos los días un precio mínimo de compra, por encima del cual los privados pagan el 80% del café que adquieren. 

Estoy de acuerdo con Lora cuando señala que el Fondo no debe fijar un margen en la comercialización que asegure remunerar con 8% los activos del Fondo Nacional del Café. 

En primer lugar los activos son un patrimonio histórico constituido con aportes de los cafeteros, sobre los cuales no están reclamando rentabilidad, únicamente mayor ingreso para el productor. 

En segundo lugar, los activos son enormes y muchos de ellos subutilizados. Valían a diciembre $1.9 billones, si calculamos que solo $1 billón se dedican a esa actividad, serían demasiados para remunerar, si lo comparamos con Expocafe que con $90.430 millones de activos exportó 603.883 sacos en 2013, mientras la Federación exportó, en el mismo año, 2.099.586 sacos. 

En tercer lugar no debemos olvidar que el precio que fija el Fondo es el piso, y si se baja para aumentar el margen, a pesar que en 2014 solo exportó 2.160.119 sacos, repercute sobre más de 12 millones de sacos de la cosecha. Por ejemplo, el año pasado vendió en café verde $1.197.645 millones y registró como costo de ventas $942.696 millones, con una utilidad bruta de $254.949 millones, 21% de margen, que el año 2013 solo fue del 9,1%.  

Por lo tanto no tengo duda que la política que maximiza el ingreso al productor es una comercialización en equilibrio, pero nunca buscando unas utilidades para remunerar los activos. 

Para completar el panorama de las estrategias que opaquen la crisis institucional, se ha promovido una cruzada contra el Gobierno  para solicitar nuevamente un subsidio, cuando el precio apenas registra una leve disminución por debajo de $700.00 carga durante los 10 últimos días y 70 días después de uno de los mejores años cafeteros. 

Es increíble inducir esta carta pública al Gobierno cuando al precio de hoy, el valor de la cosecha, recolectando 13 millones de sacos -que anuncio el Gerente-, sería superior a la del año pasado, que fue la de mayor ingreso de los últimos 15 años. No olvidar que: Ingreso=precio X cantidad 

No es concebible que un gremio que tiene la responsabilidad de una política publica, que ha recibido la mayor ayuda de la historia, que esta terminando una bonanza, acabe compitiendo con un movimiento como Dignidad Cafetera, que vuelve a amenazar con paro cafetero como parte de su estrategia electoral, para ambientar las banderas del Polo Democrático con miras a las elecciones de octubre. 

La Federación ha sido muy seria y a la crisis de la administración  no se le puede sumar comportarse como parte de un movimiento político de la oposición.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés