.
Analistas 20/09/2022

Café: nivelemos la cancha

Guillermo Trujillo Estrada
Asesorías Cafeteras LTDA.

A raíz de la pasada columna sobre los costos presuntos en el café, que pretende derogar el proyecto de reforma tributaria -debo decir que me ratifico- que en una actividad que según el gerente de Federacafé va a facturar $14 billones este año, lo que se requiere es nivelar la cancha.

Implica que se apliquen juiciosos criterios de equidad que debe ser prioridad en un gremio conformado en 99% por pequeños productores, y que ha obtenido medidas que solo favorece a 1%. Para cambiar este estado de cosas el gobierno, quien debe velar por la suerte de los pequeños caficultores, en el Congreso de la República, así como cuando se toman decisiones con recursos del Fondo Nacional del Café, donde se requiere el voto favorable del ministro de Hacienda.

Por ejemplo, es absurdo que en un mercado de este tamaño, el gremio participe en un poco más de 25 % y decida -regulando- la suerte de los actores que comercializan 75%, con el agravante que el Fondo Nacional compite, pero no paga impuestos, como los demás exportadores privados de café.

También mencionamos hace mucho tiempo como muy inconveniente que la fábrica Buencafé participe en el mercado de café soluble y en el de tostado y molido, sin pagar impuestos, mientras la industria sí lo hace.

Aplanar la cancha es luchar ante el Congreso para que más de 500.000 productores campesinos, que no son empleados, accedan a una solución de pensión y salud.

Federacafé no ha pedido un régimen flexible de aportes por días, o de semanas, que se pueda cancelar sin previa inscripción, solo con la cédula y así deducir el gasto y también ayudar al problema social del campo. Inclinando la cancha lograron una ley, -se comenta redactada en la Federación- creando el Piso Mínimo de Protección Social, que no ha servido para nada, supuestamente con el fin de cubrir a los trabajadores por días o por tiempo parcial.

Inclinaron la cancha estableciendo el Costo Presunto, frente a los demás gremios agropecuarios, que inexplicablemente dejaron pasar este derecho exclusivo para los cafeteros, pero que compiten por la misma mano de obra en las zonas rurales, sin ventaja tributaria.

Inclinaron la cancha logrando una ley que crea otro fondo de estabilización de precios y una asignación inicial de cerca de $250.000 millones, mientras los otros sectores , observan impávidos como el gremio que tiene el fondo más grande del país, con un aporte de US$0,06 por libra exportada, consigue otro fondo.

Muy preocupante este desnivel; el mercado más dinámico, por la cantidad de productores y las innumerables opciones que tiene el cafetero en un mercado líquido, lleno de alternativas, en el que la Federación, entre las ventajas están fijar el precio piso todos los días y disponer sin costo de los activos de la red de compras que ha construido el gremio en 95 años.

Nivelar la cancha es no permitir incumplimientos en la entrega de café a futuro, y así impedir pérdidas de más de US$100 millones, -como lo afirma el gerente-, originado en 7.000 grandes productores y cooperativas, siniestro en el que no se hubiera incurrido, si la norma fuera de máximo 50 cargas por productor y, de allí en adelante contratar con exportadores privados.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA