.
Tribuna empresarial 07/12/2020

Digitalización, gestora del desarrollo

Giovanni Stella
Gerente general de Google Colombia, Centroamérica y el Caribe

Estamos viviendo un momento único en la historia, que nos ha planteado grandes retos como personas, profesionales y empresas, y que nos ha permitido fortalecer la digitalización en todos los procesos, dejándonos ver un sinnúmero de opciones que nos ayudan a enfrentarnos a lo más complejo y a lo más cotidiano de manera eficiente y segura.

En este contexto, desde Google hemos identificado una serie de países y de economías en vía de desarrollo que definimos como “velocistas digitales”, puesto que sus empresas han demostrado tener la capacidad de adoptar herramientas digitales para acoplarse a las demandas de una realidad cambiante como la actual. Colombia es una de ellas.

Este avance en el país no es nuevo y se viene gestando desde principios de la década. Según el último estudio desarrollado por Alphabeta, de 2010 a 2018, Colombia logró conectar 27% adicional de su población que antes no tenía acceso a internet. No obstante, según el mismo estudio, aún hay grandes oportunidades para que el crecimiento económico alcance cifras similares, lo que significa que puedan activarse gestiones desde lo público para enfrentar los retos en conectividad, pero también en materia de educación para la economía digital y generación de talento, inclusión, aprovechamiento del espectro, uso de datos abiertos, uso de la inteligencia artificial y la computación en la nube e incentivos al emprendimiento.

Frente a este escenario, continuar impulsando lo digital se convierte en esencial para el desarrollo económico de nuestro país. Para este proceso es necesario un trabajo en conjunto entre los gobiernos y el sector privado, que permita el desarrollo de políticas públicas en pro de la conectividad y de mejorar la relación entre los ciudadanos, las empresas y el Estado. Según el estudio de Alphabeta, la aplicación de una política pública de digitalización en el país podría significar un impacto económico de US$114.000 millones (22% del PIB estimado dentro de 10 años) para 2030.

Para alcanzar esta meta, los velocistas digitales deben enfocarse en cuatro ejes de trabajo que cubren diferentes esquinas del desarrollo empresarial. Estos cuatro ejes de trabajo son: el capital físico, por el cual se entiende la necesidad de fortalecer la infraestructura digital y la conectividad; el capital humano, en donde se plantea la necesidad de capacitar y brindar oportunidades de educación digital para las personas; la tecnología, como el aprovechamiento de recursos como la inteligencia artificial y el almacenamiento, y la competitividad, en donde se busca consolidar mercados más competitivos que permitan la llegada de nuevos y mejores actores.

Estamos frente a una ventana de oportunidad, en la que es necesario un trabajo conjunto entre gobiernos y empresas. El sector privado ha venido desarrollando un conocimiento operativo y técnico que puede ser de gran utilidad para los gobiernos que buscan desarrollar e implementar políticas que permitan conectar a los ciudadanos. Es importante, tal como lo recomienda Alphabeta, que el cambio lo lidere el sector público, al tiempo que se equipa al sector privado con las bases para el ecosistema digital. Hoy, frente a los procesos de reactivación económica a los que el país y la región se enfrentan, este trabajo toma un papel esencial para el sostenimiento de miles de empresas que han venido adoptando a la digitalización como foco central de su trabajo.

*Gerente general de Google Colombia, Centroamérica y el Caribe