Analistas 17/07/2020

Covidemagogia y coronarrupción

La epidemia de covid-19 igual que la peste y los virus infecciosos, tristemente sirven para desatar patologías sociales entre las cuales destaco la demagogia y la corrupción, muy parecidas tanto en concepción, como en manifestación y despliegue, donde el dominio tiránico que proviene de apelar a los prejuicios, las emociones, los miedos y las esperanzas sociales, para ganar respaldo y apoyo popular gracias a la desinformación, la retórica y la propaganda, se une en danza perversa con el oportunismo, la mentira y la trampa.

Lo anterior se evidencia no solo en el peculado cometido en toda la nación con recursos destinados a las crisis sanitaria y alimenticia, sino que también se manifiesta en los discursos de los que hacen gala las personas a cargo de las principales ciudades y departamentos del país, en especial nuestra capital que infortunadamente rayan por el cinismo y desfachatez con que es manejado este problema de talla mayor.

El primer lugar mencionar el mediocre resultado de Colombia en materia de infectados, frente a países como la China, cuna de la pandemia con 85.522 casos al 12 de julio, 61/millón, población de 1.403,4 millones y tasa de recuperados de 78%; India con 623/millón y población de 1.409,9 millones; Indonesia con 283/millón, población de 271,6 millones; Nigeria con 140/millón y 219,7 millones de habitantes; Japón 165/millón y 126 millones de población; Etiopía 71/millón y 100,9 millones habitantes; Vietnam 4/millón y población de 97,6 millones, 94% recuperados y sin muertos; Tailandia 47/millón, con 68,2 millones de habitantes, 96% recuperados y mortalidad del 1,8%; cifras que dicen mucho comparadas con los 2.978/millón de nuestro país, con 150.000 casos entre 50,3 millones de habitantes, recuperado 42% y muerto 3,5%. Claro que frente a los 10.157/millón de Estados Unidos, 8.845/millón de Brasil, 5.426/millón de España, 9.932/millón de Perú, 16.259/millón de Chile y 90% recuperado, 3.904/millón de Ecuador y 4.010/millón de República Dominicana; Colombia luce bien, aunque lejos de Paraguay y Uruguay, convertidos en modelos regionales por sus 364/millón y 277/millón respectivamente.

En Colombia, la que se ve muy mal es Bogotá frente a otras ciudades, nuestra capital con 16,7% del total de la población nacional representa 33% de los casos del país con 5.924/millón y 36% recuperado; lejos frente a su vecino Soacha con 2.844/millón y 46% recuperado, un municipio con 568.000 habitantes; Medellín que pese al incremento el último mes tiene 1.874/millón, Cúcuta con 573/millón, Ibagué con 624/millón y 60% recuperado, así como Bucaramanga con 662/millón; lo cual deja a Bogotá solo por detrás de las vergonzantes Barranquilla, Soledad y Cartagena.

Por eso se burla la alcalde de toda la ciudadanía al culpar al gobierno nacional de ese resultado y no asumir con responsabilidad e hidalguía sus horrores.