Analistas

El que la hace la paga

GUARDAR

Edward David Rodríguez Representante a la Cámara

En Colombia se roban dos celulares por minuto y el miedo se ha apoderado de los ciudadanos, por ello la semana pasada presentamos ante el Congreso de la República, una iniciativa que pretende ayudar en la lucha contra la criminalidad, mejorando la seguridad ciudadana, que ha sido un gran clamor nacional. Solo a manera de ejemplo; el delito de hurto calificado constituye 31,18% de las noticias criminales del país. Este proyecto no es producto de improvisación, ha sido una iniciativa que venimos trabajando desde hace cinco años y que hoy ya está en estudio de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes.

¿Que buscamos?

Castigar la reincidencia, y para ello nos dimos a la tarea de estudiar en la legislación comparada la ley de los tres strikes empleada en Estados Unidos y Chile y adecuarla a la legislación colombiana. Nuestra visión busca prevenir el delito, proteger a las víctimas, promover la justicia restaurativa y generar instrumentos pedagógicos que incluyen el trabajo y el estudio en la cárcel, buscando una verdadera resocialización y que los victimarios pidan perdón a sus víctimas y se comprometan a no reincidir.

Nuestro enfoque principal es la víctima, que en la justicia restaurativa debe ser el eje central de este tipo de procesos penales. Queremos que la víctima sea indemnizada, promover la denuncia y que los ciudadanos se acerquen a la justicia para a denunciar y poder hacerle frente a la criminalidad.

Se trata de devolverle a las víctimas la confianza en la Justicia. Por esto, la primera medida que deberá cumplir el delincuente es la de indemnizar hasta con tres veces, el daño material causado. Es decir, si lo atracan y le rompen el vidrio se tendrá que tasar el valor del objeto hurtado y los daños colaterales ocasionados. Por ejemplo: Si fue un celular de un $1.000.000, deberá multiplicarse por tres ósea hasta $3.000.000; también deberá sufragar los gastos en que incurra la víctima, como el transporte, honorarios del abogado, los días que perdió de trabajo, si rompió un vidrio tendrá que pagarlo, en fin, todos los gastos que constituyen el daño material causado.

Lo segundo es, que pague prisión efectiva y así se acaba la guachafita de la puerta giratoria, que es mandarlos a la casa cada vez que cometen un delito, por eso esta legislación permitirá que el delincuente vaya a la cárcel inmediatamente hasta por un año y dos meses efectivos de prisión, sin excarcelación alguna. El juez podrá condenar a estos delincuentes y dosificar la pena dependiendo del acuerdo al que se llegue en menos de 36 horas.

La tercera ventaja que ofrece el proyecto es la inmediata sentencia condenatoria lo que permite la rápida configuración de la reincidencia, que les da penas más altas. El proyecto contempla otra oportunidad, es decir, un segundo strike que aumenta la pena y mantiene la indemnización a la víctima, de reincidir por segunda vez, no tendrá más oportunidades, sino que su condena será efectiva hasta por 14 años de prisión. Y así, cumplir el adagio de “el que la hace la paga”.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés