Analistas

Equidad

GUARDAR

El presidente Duque en su posesión nos ha anunciado un gran avance en materia de equidad. El anhelo de la equidad ha sido universal desde tiempos inmemoriales. Empezando por la sabiduría popular que clama por el “todos en el suelo o todos en la cama”, pasando por Carlos Marx hasta Thomas Picketty mas recientemente, todo intelectual y político que se respete lanza un llamado a la equidad.

Colombia no ha sido la excepción y baste recordar los Planes de Desarrollo y/o de Gobierno de nuestro mandatarios desde el fin del Frente Nacional hasta nuestros días.

En 1974 el revolucionario Alfonso López, que desde el MRL había luchado por la equidad llegó al gobierno con el firme propósito de “Cerrar la Brecha”; entre ricos y pobres desde luego. Después de un paréntesis con Turbay, Belisario Betancur, recuperó el poder para el partido conservador con la promesa de un “Cambio con Equidad”. Los liberales preocupados por perder ese espacio de la prometida equidad, recobraron el poder en 1986 cuando Barco propone un Plan de Economía Social que buscaba “distribuidor los frutos del progreso” y “erradicar la pobreza absoluta”. Un segundo paréntesis vivió el país en 1992 ya que el presidente Gaviria prometió algo mas etéreo como la “Modernización” que lo único concreto que tenía era La Apertura. Con excepción de Pastrana que prometió La Paz, con los mandatos que siguieron hasta el pasado 7 de agosto el tema de la equidad recobró vigencia; Ernesto Samper lo bautizó El cambio Social, mientras que el pilar del transito hacía un Estado Comunitario que propuso Uribe (1) era la trilogía de seguridad, empleo y equidad y finalmente nuestro mandatario saliente prometió Prosperidad para Todos en su primer mandato y nos invitó a “Un nuevo País” en el segundo. Para orgullo del país los colombianos ¡hemos tenido 48 años de gobiernos comprometidos con la Equidad!.

Desafortunadamente no hay tanta felicidad. En las cifras del coeficiente d Gini, que es el indicador que muestra que tan equitativo es un país, no nos ha ido tan bien. En 1992 primer año en que para Colombia se registra el índice, este era 51,50 que reflejaba una tremenda inequidad (la equidad total es índice 0). Algo empeoramos en los últimos años del siglo pasado y llegamos en 2000 a 58,7, pero de ahí en adelante hemos vuelto al punto de partida para llegar en 2016 a 50,8. Es decir que en materia de equidad estamos igual que antes de tanta promesa. Ni se han distribuido los “frutos del progreso”, ni hemos logrado “La Prosperidad para Todos” ni hemos visto “El Cambio con Equidad”.
Si muchos otros muchos países del mundo lo han logrado ¿por qué nosotros no? La verdad única es que ha faltado voluntad política para meterle de verdad la mano al bolsillo de los más ricos, y por ello no me refiero a a clase media y y pequeños y medianos empresarios. Me refiero a los dueños de 5% de la riqueza y del ingreso nacional, y ha faltado transparencia para redistribuir los impuestos a los mas necesitado ya que estos se han quedado en los bolsillos de un burocracia corrupta.

Para lograr esto el presidente Duque tendrá que mirar seriamente el papel del sector financiero y al papel de los monopolios al momento de formular su reforma fiscal. Y de otro lado deberá garantizar que esos recursos no se queden en el camino hacía la distribución. Mucha valentía y decisión política requiere el presidente Duque si por fin quiere resultados en el campo de la equidad.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés