Analistas

Big Data: una nueva fuente de valor

Por Big Data se conoce a la posibilidad que tenemos hoy de gestionar grandes conjuntos de datos gracias a los avances en la Tecnología de Información. Comúnmente se le asocia tres características conocidas como las “3 Vs”: Volumen, Velocidad y Variedad, refiriéndose a la enorme cantidad de datos que se generan, la rapidez con la que se producen y se procesan y los diferentes tipos de datos además de las tradicionales bases de datos también los documentos de texto, correos electrónicos, sensores, fotografía, video, telefonía celular, etc.  

Además de poder capturar y almacenar estos datos, la tecnología actual nos permite procesarlos a un coste muy bajo y poder tomar decisiones con mejor información. Como decía Sherlock Holmes “es un error capital el teorizar antes de poseer datos. Insensiblemente, uno comienza a deformar los hechos para hacerlos encajar en las teorías en lugar de encajar las teorías en los hechos”. 

Disponer de estos datos nos permite, por ejemplo, hacer análisis predictivo, mediante técnicas matemáticas y estadísticas con mucha mayor precisión que hasta hace unos años. Ahora podemos conocer mucho mejor a nuestros clientes, entendiendo cuáles son sus hábitos de compra, y pronosticar cuáles serán sus siguientes compras. Por ejemplo, hoy es posible analizar con las cámaras de seguridad de un supermercado si hay una gran cantidad de hombres en la tienda y en ese instante lanzar una oferta de un producto especial para ellos, o simplemente recordar que el producto está a disposición de los clientes.

Gracias a ese conocimiento de cliente, puedo entender mejor cuáles son sus necesidades y por ello diseñar mejores productos y servicios. Los pioneros en la adopción de Big Data se destacan por tener un mejor acierto en los nuevos servicios consiguiendo que se les reconozca el valor innovador. 

Por otra parte, también podemos hacer cálculos sobre los riesgos que suponen para nuestra compañía los clientes. Cómo se van a comportar, si van a pagar por nuestros servicios, hacer ofertas a los clientes con menor riesgo y definir mejor nuestras estrategias y tácticas comerciales. 

Big Data permite el mantenimiento preventivo de maquinaria. Podemos predecir qué máquinas van a presentar problemas y en qué tiempos, por lo que podemos ajustar nuestros planes de mantenimiento y obtener ahorros. 

Otra utilidad es aumentar la fidelización de clientes. Podemos pronosticar cuándo nuestros clientes nos dejarán para irse con nuestra competencia por lo que podemos realizar acciones de manera proactiva que reduzca ese abandono o “churn”.

En breve podremos ver cómo al darnos de alta en ciertos servicios, los restaurantes de la zona en que nos encontremos nos podrán enviar sus especiales o las tiendas de ropa nos podrán informar de sus ofertas especiales de nuestras prendas favoritas. 

Big Data está siendo fundamental en el desarrollo de nuevos servicios de salud. Se pueden pronosticar mejor las epidemias y estar preparados para ello, también se analizan millones de datos de fotografías y videos relativos a operaciones quirúrgicas que permiten la mejora en esos procedimientos. Incluso se estima que en unos pocos años uno podrá tener su propio genoma por unos pocos cientos de dólares y de esa manera poder tener una mejor tratamiento para cualquier enfermedad e incluso predecir muchas de ellas. 

En el Sector Público, permite conocer mejor las necesidades de los ciudadanos y mejorar los servicios públicos, haciendo que los presupuestos siempre escasos tengan mucho mejor impacto. Además, en varios países, se han puesto en marcha proyectos para reducir el fraude fiscal.