.
Tribuna Empresarial 03/05/2021

Conectando con la reactivación

Andrés Ortega
Gerente general de Opain

El 2020 fue uno de los años más retadores en la historia del sector aeronáutico en el mundo. La disminución exponencial del tráfico aéreo llevó a la industria a redefinir su estrategia para mantenerse a flote y a transformarse permanentemente para responder a las nuevas necesidades que surgieron a causa de la pandemia.

En El Dorado, por ejemplo, este contexto nos llevó a acelerar los procesos de innovación tecnológica, ofreciendo a los viajeros una terminal segura que garantiza el cuidado de su salud, y les ofrece conexiones sorprendentes cada vez que nos visitan.

Tomar este tiempo de pandemia como una oportunidad de transformación, nos permitió adecuar la terminal por medio de sistemas tecnológicos y medidas de bioseguridad para disminuir el contacto físico entre las personas en nuestras instalaciones. Adquirimos cámaras termográficas, equipos de verificación de documentos sin contacto y quioscos de auto chequeo desde el celular para facilitar el tránsito de viajeros.

Transformarnos para permanecer y ser aliados de la reactivación del país es nuestro principal objetivo. Para ello, trabajamos articuladamente con las entidades que hacen parte de la comunidad aeroportuaria, así como los comerciantes a quienes ayudamos a minimizar el impacto negativo causado por las restricciones. A la fecha, hemos logrado mantener la ocupación a 99,3%, con más de 600 locales y 100 empresas funcionando en nuestras instalaciones.

El 2020 también nos permitió consolidarnos como referente a nivel internacional en la disminución de la huella de carbono, a pesar de la pandemia. Llevamos a cabo instalación de luminarias con tecnología LED que nos permite ahorrar 50% de la energía requerida. Esta visión del cuidado del medio ambiente, nos permite abastecernos con energía verde. El 12% de la energía requerida por nuestra terminal es suministrada por paneles solares.
Gracias a este riguroso trabajo y las medidas adoptadas, El Dorado fue reconocido como el primero en América en recibir por parte de Skytrax, la máxima calificación en bioseguridad, que han recibido cuatro aeropuertos más en el mundo: Hamad, en Catar; Estambul, en Turquía; el Leonardo da Vinci en Roma, y el Heydar Aliyev en Azerbaiyán.

El aeropuerto está listo para seguir conectando grandes oportunidades como parte de un sector que está llamado a convertirse en agente impulsador de las ventajas competitivas de las regiones, ser un factor de apalancamiento para la reactivación económica y un punto de convergencia entre todos los sectores productivos del país.

En el 2021 el equipo de Opain seguirá entregando lo mejor con un enfoque en la innovación continua, en la prestación de mejores servicios, experiencias y tecnología para los viajeros, como operadores de este activo de todos los colombianos, para que el aeropuerto El Dorado se siga consolidando como un referente de conectividad, sostenibilidad y bioseguridad del cual se sientan orgullosos.