Iniciativas abiertas para invertir

GUARDAR

Recientemente, la empresa Facebook reveló sus planes para crear un sistema financiero alternativo basado en la criptomoneda. Un modelo de I+D+i utilizando la tecnología blockchain que cuenta con el respaldo de diversas empresas, quienes buscan soluciones para realizar transacciones por medio de la criptomoneda denominada Libra. Sin duda un hito de mucha relevancia durante South Summit 2019, el encuentro con mayor asistencia de startups en América Latina.
Durante el evento me puse en la tarea de hablar con emprendedores, startups y fondos de inversión sobre el crecimiento económico en Colombia. Uno de los empresarios me comentó sobre su proceso de financiamiento que había adelantado a principios del año pasado. Me dijo que el Decreto 1357 del Ministerio de Hacienda que habilita el crowdfunding y la actividad de financiación colaborativa firmado por el exministro Cárdenas lo había desmotivado a continuar con su emprendimiento por consecuencia de las barreras de entrada en el sector fintech. Sin duda un tema importante para la región.
Sin embargo, creo que existen oportunidades complementarias de acceso a financiación que pueden implementar startups actualmente con servicios en espacios B2B y B2C. Tener un músculo financiero no es fácil. Se requiere tenacidad y la capacidad de soñar, una idea distinta con la cuál se pueda mantener tracción y escalar un negocio, demostrar métricas con el capital adecuado y un mejor rendimiento, y luego apalancar una operación en una economía con suficiente incertidumbre basado en los indicadores rezagados. Algunos startups me comentaron que hace falta un ‘plan de acción’ para rectificar los problemas identificados desde el Gobierno Nacional. Una mentalidad más experimental no es la solución para fortalecer el ecosistema. La innovación pública es un vehículo para remover barreras y transformar mecanismos de financiación.
Según José Luis Silva, co-fundador de Dux Capital, un fondo de capital de riesgo dedicado a invertir en compañías en etapas iniciales en México, hay que crear mayor consenso alrededor de tecnologías digitales emergentes que apoyan a los famosos ‘unicornios’ que con sus soluciones han ayudado a crear la mayor riqueza global en los últimos diez años. Sin embargo, leyendo una columna en LR, me enteré que la SIC había sancionado a nuestro primer unicornio Rappi, por la queja de un ciudadano, ya que la empresa no atendió debidamente su solicitud sobre el uso de su información para fines comerciales y de mercadeo. Para algunos empresarios que trabajan con Rappi el tema de guardar estricta confidencialidad en materia de conocimiento del cliente es un tema de prioridad. Asimismo, la empresa es cada vez más consciente del manejo de la información y protección para la recolección y procesamiento de datos comerciales.
Logré ver más de 40 proyectos presentados, algunos que podrían ganar premios en euros con vehículos de inversión permitiendo a las empresas prosperar. Eso es solo la punta del iceberg, incluso si queremos fomentar una mayor inclusión para empoderar a mujeres líderes en startups y aumentar la diversidad en el sector de tecnología digital con proyectos ambiciosos de innovación en medio de una economía colaborativa se requiere menos trabas para invertir.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés