Analistas

Asesoría jurídica para la economía naranja

GUARDAR

Entre los detalles que se conocen sobre la Reforma Tributaria, aparece el proyecto de Ley Naranja (Ley 1834 de 2017) y el artículo 79, que hace referencia a la renta exenta para las sociedades de la economía naranja. Según información institucional sobre proyectos de decreto, su presentación se hará en mayo y se remitirá el proyecto a la secretaría jurídica de presidencia para su aprobación en el mes de agosto. Con este objetivo en mente, se puede demorar aún más teniendo en cuenta otros proyectos de ley que hasta el momento no han cumplido las fechas propuestas.

Es indispensable para aquellos emprendedores y empresas de la industria creativa recientemente constituidas, que tengan un objetivo claro frente a cualquier actividad proveniente del desarrollo de las industrias creativas ya que los beneficios tributarios de la Ley Naranja pueden afectar su viabilidad financiera, necesidades de capital y rendimientos de su actividad económica. Hay que recordarle al lector que esta ley tiene incentivos parciales, que no son trasladables a los accionistas de las sociedades de economía naranja como me lo explico una asesora jurídica.

Dicho esto, también es el momento propicio para hablar de los programas que construyen talento “Hecho en Colombia” y que promueven el futuro de la capacidad creativa con un enfoque regional y el crecimiento del producto interno bruto por medio de la economía naranja, mediante iniciativas como la de Aldea de iNNpulsa, FuturExpo de ProColombia y aquellas convocatorias para becas del Ministerio de Cultura. Varios de los procesos y requisitos para emprendedores y empresas innovadoras que requieren del acompañamiento de estas instituciones, también requieren un giro estratégico en sus actividades. He tenido que acompañar a algunos participantes de la comunidad creativa que me han expresado su frustración colectiva con los trámites innecesarios que desafían la propia celebración y compromiso de los emprendedores.

En mi opinión, no se puede permitir una desarticulación de estos programas a veces tan fragmentados desde su conceptualización. Por el contrario, hay que aumentar sus competencias y redefinir las prioridades del actual Gobierno y su política pública en temas de integración para no retrasar los beneficios en los próximos meses. El Consejo para la Economía Naranja ya ha tenido ocho meses para organizarse y todavía existen cambios que algunos sectores como el de la animación y la industria audiovisual han venido anunciando y que hasta el momento viene promoviendo el Ministerio de las TIC.

Por tal motivo, hay que tener mayor funcionalidad y comunicación entre estas entidades, así como dotarlas en la toma de decisiones. ¿Cómo abordan los proyectos emergentes para los desafíos complejos? ¿Para qué sirve una perspectiva global de exportación si el Ministerio de Cultura debe emitir un acto de conformidad del proyecto? Hay que simplificar los criterios para promover las industrias creativas. Más inminentemente, es la consideración de las promesas en campaña del presidente Iván Duque y sus consejeros y ministros en temas relacionados con la economía naranja que vienen impulsando.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés