Analistas

La intuición es fundamental

GUARDAR

Si considero la totalidad de las decisiones que he tomado en mi vida, las más acertadas fueron las que tomé confiando en mi intuición. Por ejemplo, la decisión de mudarme de Europa a los Estados Unidos para hacer un doctorado en antropología en Columbia University, no fue el resultado de un largo proceso de discernimiento. No tomé la decisión después de haber evaluado atentamente varios programas, los costos, y otras variables. Más bien, fue una decisión basada en la intuición de que esta sería una buena experiencia para mi vida y mi carrera. Resultó ser una intuición acertada, que me abrió nuevas oportunidades, experiencias, y a experimentar nuevos niveles de plenitud en la vida. En el mundo complejo e incierto en el cual vivimos, la intuición se ha vuelto una dimensión importante para la toma de decisiones. De igual forma, es todavía una cualidad que no está lo suficientemente valorada.

De hecho, sobre todo en los negocios, vivimos en un mundo que está sobrecargado de información y de datos. Estamos llegando, quizás, a una adoración fanática de los algoritmos. La inteligencia artificial promete procesar información de manera mucho más perfecta que los cerebros humanos. De esta forma se negaría lo fundamental que es la inteligencia intuitiva para la innovación, la toma de decisiones, y el éxito de nuestros emprendimientos. Decía Albert Einstein que: “la mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo”. Quizás es necesario volver a darle la importancia que este regalo merece.

De hecho, hay varias situaciones en las cuales los líderes se encuentran en la necesidad de confiar en la intuición; como cuando hay que enfrentar una crisis y no hay tiempo para desarrollar un análisis racional completo; o frente a la ambigüedad de una situación que no permite una claridad absoluta; o cuando las circunstancias cambian muy rápidamente. En estas circunstancias, la racionalidad y la inteligencia emocional no son suficientes para una toma de decisiones eficiente. Por eso, la inteligencia intuitiva se convierte en un arma fundamental para un líder; una habilidad que se puede cultivar ayudando a los ejecutivos a estar presentes, a desarrollar la calma mental, a no perder la visión del todo, a tener claridad en la intención y en los criterios para la toma de decisiones.

La inteligencia intuitiva es el producto de la colaboración creativa entre el consciente y el inconsciente; es la fuente de ideas innovadoras y de sabiduría, que permite el alto rendimiento de los equipos. Ésta se presenta a la menta en forma de sensaciones, imagines, palabras, metáforas, y recuerdos. Como escribe Ray Rowan, autor del libro, El Manager Intuitivo, “Este sentimiento, este pequeño susurro desde lo más profundo de tu cerebro, puede contener mucha más información, tanto de hechos como de impresiones, que la que probablemente obtengas de horas de análisis”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés