Analistas

Incrementar la competitividad lo es todo

Hace un par de años participé en una conferencia en el DF donde el economista en jefe para México de JP Morgan y gran amigo, Gabriel Benítez, le mostró a la audiencia una diapositiva que mostraba la evolución de los salarios reales de los Chinos versus los salarios reales de los Mexicanos en el tiempo. El punto de la diapositiva es que para eso del año 2000, el trabajador manufacturero de México se ganaba más o menos un 80% más de lo que ganaba su contraparte en China, pero ya para el 2010 la diferencia se había disminuido a apenas un 15%.

Traigo a discusión esa diapositiva que mostró Gabriel por una razón muy específica. La Amia, la Asociación mexicana de la industria automotriz, anunció recientemente que la producción de automóviles durante marzo del 2012 había alcanzado un récord histórico de 268 mil unidades, muy por encima de los 212 mil que habían pronosticado los analistas del mercado. Déjeme repetir esto: México ensambló casi 270 mil vehículos durante un solo mes, implicando que el país está hoy en día muy cercano a producir tres millones de unidades por año. Como todos sabemos, la producción de automóviles es una de las labores manufactureras que más empleo generan y por lo tanto, una de las industrias que mayor bien social traen.
 

El incremento en los niveles de competitividad relativa de México versus el mundo ha traído bastantes buenas noticias últimamente. Por ejemplo, compañías como Caterpillar o Cesna han anunciado incrementos muy importantes de inversión en sus plantas de México, gracias a los mayores niveles de competitividad del país. También toca resaltar la noticia que publicó la revista alemana "Der Spiegel" hace unas semanas, donde se anunciaba que Audi iba a ensamblar la camioneta Q5 en México. O el anuncio reciente que el Fiat 500 sería ensamblado en México.
 

La prensa vive enfocada en hablar sobre el problema de narcotráfico de México y sobre las deficiencias estructurales que tiene el país. Pero la prensa olvida otros factores, como, por ejemplo, el hecho que México lleva ya muchos años gozando de una credibilidad que yo denominaría "plena" desde el punto de vista del manejo de la inflación, pues nadie duda de la idoneidad del Banco Central de México. Una de las razones por las cuales México es hoy en día tan competitivo tiene que ver con el hecho de que la inflación se ha mantenido completamente controlada, implicando que la presión de salarios se ha mantenido suficientemente acotada.
 

El otro gran logro de México tiene que ver con el manejo que le ha dado a su tasa de cambio. La tasa de cambio de México es, por mucho, la más libre de Latinoamérica. Uno puede transaccionar el USDMXN donde quiera. Desde Chicago, hasta Londres, hasta el DF. No existen controles de capitales, y nadie espera que vayan a implementarse en ningún momento. Al mismo tiempo, su moneda se ha mantenido extremadamente competitiva. Por qué razón? Son muchas, pero considero que quizás una de las mayores razones por las cuales la tasa de cambio no se ha apreciado demasiado tiene que ver con lo evolucionado que es el mercado de renta fija de  México. El hecho que México pueda emitir un bono a tasa fija en pesos mexicanos a 30 años implica que el país depende muchísimo menos del fondeo externo para funcionar.
 

Ahora, no implico que "todo esté bien." Ni más faltaba! Es imperativo que el futuro presidente de México abra la puerta a la inversión privada en hidrocarburos, y que mejore el sistema impositivo. Si el futuro presidente de México logra ese objetivo de política, quizás el país pueda comenzar a crecer al 6% sostenido. Y quizás ahí el WSJ deje de hablar todos los días sobre los narcos en México, y más bien comience a hablar sobre las perspectivas para la inversión corporativa en el país. Pueda ser?.