Recuperar el valor de lo simple es la premisa en la que muchas marcas están centrando sus mensajes. Los valores humanos se están volviendo tendencia en lo que serán las comunicaciones mercadológicas de fin de año en el mundo del marketing. Coca- Cola, por ejemplo, lo ha hecho con “esta Navidad, el mejor regalo eres tú”. ¡Simple! Ha entendido que tras la pandemia la mayoría de personas no estamos esperando los tradicionales regalos, lo que sin duda obedece a que se han modificado nuestros hábitos de consumo y la forma de relacionarnos con las marcas.

La tendencia en las comunicaciones mercadológicas de fin de año viene marcada por una fuerte influencia de las más reconocidas en el mundo. Todo parece indicar que los consumidores hemos empezado a exigir relaciones por medio de mejores conductas, causas, valores y acciones más humanas.

Apple, Uber, Burger King, McDonald’s, Disney y Netflix son apenas algunas de las que están invirtiendo grandes sumas en campañas con mensajes profundos, que invitan a ver el futuro con esperanza, sentido colaborativo y optimismo.

En nuestro país la situación económica y los desastres naturales de los últimos días han modificado aún más el comportamiento del consumidor. El consumo local, las donaciones y los mensajes de esperanza serán los regalos que se esperan para esta época de parte de empresas y amigos, de manera que se logre cerrar la brecha económica y social.

Durante la pandemia Colombia fue uno de los 20 países que tuvo uno de los crecimientos más grandes en plataformas e-commerce. Sin embargo, cabe cuestionar qué tanto nos hemos preparado para esta época en términos de comunicaciones de marca con impacto digital.

No podemos pensar que en esta Navidad solo se beneficiarán las tiendas de moda, perfumes, accesorios, hogar o de productos que se regalan tradicionalmente. Sin duda, para ellos será más fácil lograr compensar las pérdidas y lograr cerrar el año de mejor manera. Pero en este sentido, ¿qué puede hacer una empresa, o un profesional que ofrecen servicios que no se consumen en esta temporada? Existe una salida, que funciona como una especie de abono anticipado a su proceso de reactivación 2021; no todo está perdido y debemos verlo como una oportunidad de prepararnos para un tiempo de recuperación a todo nivel.

En términos mercadológicos podemos hacerlo a través de la variable de la mezcla de mercadeo que más podemos controlar en tiempos de crisis, las comunicaciones, manteniendo un contacto más humano con el cliente, estrategia clave para volver a su mente, si es que por algún motivo habíamos perdido el contacto. Lo ideal es planear ese regreso a la mente del consumidor mediante un mensaje claro y contundente, aquel que todos quieren escuchar.... mensajes profundos que vayan más allá del “Feliz Navidad y próspero 2021”, que muestren el carácter humano de la marca y que sirva para reposicionarnos más que en su mente, en su corazón.

Bonos anticipados de servicios de bienestar son una gran tendencia al igual que los productos locales. Sin embargo, el espíritu de la navidad 2020 estará marcado por la austeridad en lugar de regalar objetos materiales costosos. Invertir ese dinero en una causa social, por el contrario, será de gran valor para la conexión emocional con la marca.

Muchos estamos expectantes a ver cómo se comporta este fin de año, sin despilfarros pero invirtiendo en el desarrollo social y el bienestar de sus colaboradores.