De acuerdo con el informe de JLL, algunos aspectos del trabajo en la oficina no son fácilmente replicables por las nuevas tecnologías

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Según un estudio de la firma especialista en bienes raíces y gestión de inversiones JLL, el teletrabajo derivado del confinamiento por la pandemia lejos de representar una amenaza para las oficinas se consolidará como un complemento en el marco de una evolución constante de la vida laboral.

“Las oficinas cumplen funciones claves en la vida corporativa y algunos aspectos del trabajo en la oficina no son fácilmente replicables por las tecnologías de comunicaciones, tales como la interacción social, el trabajo colaborativo presencial, mentoring, networking y el monitoreo de metas y objetivos”, dijo Rodrigo Torres, Capital Markets Consultant de JLL Colombia y autor del informe.

Precisamente, según el informe elaborado por el equipo de investigación de la consultora, la vida corporativa mantendrá a la oficina como una pieza central, asignando mayor protagonismo a tendencias que ya venían dándose antes de la crisis del covid-19.

El informe además destaca que en el corto plazo es probable que la demanda de oficinas se resienta porque muchas empresas buscarán aliviar su flujo de caja, pero no por un cambio estructural en la concepción de la importancia de las oficinas en el largo plazo.

Por otro lado, JLL encontró que el teletrabajo y las oficinas se complementarán en un modelo de vida corporativa más flexible.