Los líderes de gigantes firmas como Microsoft, Ford, General Electric y Tesla dan su punto de vista sobre los cambios

El Cronista

No estaban preparados para estos, coinciden. Sin embargo, cada uno de los número uno de las reconocidas empresas consultados por The Wall Street Journal ya tienen una opinión formada sobre los cambios que la pandemia del
coronavirus realizó en la forma de desarrollarse de las compañías.

El teletrabajo adoptó un rol fundamental en estos últimos meses para mantener el distanciamiento social. En esa línea, Satya Nadella, CEO de Microsoft, consideró que "existe una demanda inmediata y cambios estructurales sistémicos" en todas las áreas de solución tecnológica que, según él "definirán la forma en que vivimos y trabajamos en el futuro".

"A medida que el covid-19 impacta cada aspecto de nuestro trabajo y vida, hemos visto dos años de transformación digital en dos meses. Desde el trabajo en equipo remoto y el aprendizaje hasta las ventas y el servicio al cliente, hasta la infraestructura y seguridad críticas de la nube, estamos trabajando junto a los clientes todos los días para ayudarlos a mantenerse abiertos a los negocios en un mundo de todo remoto", expresó Nadella.

Para Randall Stephenson, director ejecutivo de AT&T, la pandemia probablemente tendrá "implicaciones duraderas para  muchas cosas que solíamos dar por sentado, como la forma en que nos congregamos, trabajamos, viajamos e interactuamos".

Sin embargo, consideró que es difícil pronosticar qué pasará en el mediano plazo. "Traemos a los economistas más inteligentes y geniales del mundo, y puede traer una docena de ellos, y el rango de resultados posibles solo para el segundo trimestre de 2020 es increíblemente amplio", detalló el empresario.

Sólo en el primer trimestre del año, el Producto Bruto Interno (PBI) de Estados Unidos cayó 4,8% interanual, lo que significó la mayor baja desde el crash financiero de 2008. En esa línea, Hackett soltó: "No hay futuro si no tenemos un sistema económico que siempre esté activado. No nos dimos cuenta de que había un interruptor de apagado. Sabíamos que podríamos entrar en una recesión, más de manera más tenue. Ahora la economía se apagó".

Algunas compañías tecnológicas se vieron favorecidas por el coronavirus. Facebook, por ejemplo, salió a competir con Zoom y lanzó "Messenger Rooms", un servicio de teleconferencia que permite crear salas de hasta 50 personas.

"En general, creo que durante un período como este, hay muchas cosas nuevas que deben construirse. De alguna manera, esa es una oportunidad y, en otros sentidos, creo que es una responsabilidad seguir invirtiendo en la recuperación económica", manifestó Mark Zuckerberg, fundador y director de la red social.  Y agregó: "Es importante que en lugar de pisar los frenos ahora, creo que mucho de las empresas puede, que es importante seguir construyendo y seguir invirtiendo y construyendo para las nuevas necesidades que las personas tienen, y especialmente para compensar algunas de las cosas que otras empresas podrían recuperar".

Polémico, Elon Musk, titular de Tesla, pidió devolver a la gente "su maldita libertad". "Este es el momento de pensar en el futuro, y también de preguntar, ¿es correcto infringir los derechos de las personas, como lo que está sucediendo en este momento?

Creo que la gente estará muy enojada por esto y muy enojada", soltó el sudafricano, quien consideró "fascista" el  confinamiento social impulsado por la mayoría de los gobiernos de todo el mundo.

Por último, Larry Culp, director ejecutivo de General Electric, se lamentó por la grave situación que atraviesa el sector aerocomercial, que estima una pérdida de u$s 314.000 millones sólo para este año y que necesitó, en muchos casos, la ayuda  de fondos estatales para garantizar la sostenibilidad de algunas empresas.

"Esta es una disminución sin precedentes en el mercado de la aviación y es probable que sea un desafío por un tiempo", dijo Culp en una entrevista. "Somos conscientes de que puede tomar un tiempo en que se recuperen los viajes aéreos", cerró.