Hay ejercicios que según los expertos son aconsejables e incluyen otras partes del cuerpo como ojos, manos y tobillos

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Siempre se suele escuchar que la creatividad y la productividad van de la mano con un buen descanso, pero esto va más allá de dormir entre seis y ocho horas diarias. Las pausas activas son esa otra forma de, no solo descansar el cuerpo, sino recargarlo para las largas jornadas de trabajo, y por eso en LR le damos a conocer cuáles son algunos de los ejercicios recomendados para estas pausas, y que van más allá de estirar la espalda y levantarse de la silla.

Las manos, el cuello, los hombros, las piernas (incluyendo rodillas y talones) e incluso los ojos necesitan de un estiramiento puntual al momento de hacer ejercicios de pausas activas, ya que el no hacerlo podría derivar en enfermedades laborales como énfasis osteomuscular y psicosocial, como afirmó César Mendoza, director de gestión humana Farmalisto.

LOS CONTRASTES

  • Carolina CasasEnfermera asesora de Positiva Seguros

    “Estos espacios permiten oxigenar nuestras neuronas y las pausas activas con ejercicios y estiramientos son pequeños esfuerzos con grandes impactos”.

La ARL Sura explicó que uno de los ejercicios ideales para el cuello es hacer movimientos circulares hacia el lado derecho e izquierdo por 10 segundos e inhalando y exhalando cada cinco movimientos. Otro movimiento ideal para distensionar esta zona es ponerse de pie, entrelazar las manos y ponerlas detrás de la cabeza ejerciendo poco a poco presión para que el mentón llegue al pecho.

Las manos y dedos también requieren de un estiramiento todos los días, y más si usted suele trabajar con el computador. Hacer movimientos en círculo con las muñecas y abrir y cerrar los puños son algunas de las formas con las que se podrá darle un breve respiro a estas articulaciones.

Una de las partes que se suele olvidar, y que puede ser una de las más importantes para hacer pausas activas, son los ojos. Sin un descanso adecuado de los ojos, los expertos manifiestan que se podría experimentar una pérdida prematura de la capacidad visual y fatiga visual que puede iniciar con pequeñas irritaciones. Por eso, se deben hacer movimiento oculares hacia arriba y abajo y hacia los lados, y cubrir los ojos por un minuto.

Carolina Casas, enfermera asesora de la vicepresidencia de promoción y prevención de Positiva Compañía de Seguros S.A, manifestó que estas prácticas “ayudan a reducir la fatiga laboral, trastornos osteomusculares y prevenir el estrés. Estos espacios permiten oxigenar nuestras neuronas y las pausas activas son pequeños esfuerzos con grandes impactos”.

Estiramiento de manos y dedos

En estos momentos de home office, la mayor cantidad de trabajadores deben hacer uso de computadores, por lo que es aconsejable hacer un proceso de ejercicios para evitar problemas futuros. Lo ideal es hacer movimientos circulares con las muñecas, abrir y cerrar las manos haciendo una pausa cuando los dedos estén estirados, y también hacer presiones de la mano hacia arriba y abajo.

Ejercicios para relajar los ojos
La vista puede ser una de las partes olvidadas al momento de hacer pausas activas, pero es una de las más importantes ya que puede derivar en otros problemas. El estar mirando constantemente una pantalla hace que los ojos se cansen, y por eso algunos de los ejercicios que se pueden hacer es parpadear continuamente para humectarlos y mover los ojos arriba y abajo por un corto tiempo.

Descanso para los miembros inferiores

Estar sentados tanto tiempo hace que nos olvidemos de hacer el debido estiramiento de partes inferiores como piernas, rodillas, pies y tobillos. Dentro de los ejercicios ideales para estas zonas están: acostarse en una zona suave y recoger las rodillas hacia el pecho con las manos y sostener. Para los pies lo ideal es balancearse desde el talón hasta la punta y luego sacudir un poco las piernas.

El cuello como parte vital para relajarse

Usualmente se aconseja hacer estiramientos de espalda o cintura, pero se nos puede olvidar que todo en nuestro cuerpo está conectado por lo que una relajación en el cuello puede beneficiar otras partes inferiores. Algunos de los ejercicios que puede hacer son: hacer movimientos circulares hacia cada lado y después hacer movimientos laterales a la derecha e izquierda por cinco veces.

Estiramiento de hombros

Los hombros son otra parte vital que es necesario estirar, ya que se encuentra en una zona que suele acumular los efectos del estés. Para distensionar es ideal que se ponga de pie y eleve los hombros y sostenga la posición por unos segundos al tiempo que respira. Otro de los ejercicios ideales es hacer movimientos circulares con los hombres hacia adelante y hacia atrás, cinco veces en cada dirección.