Es un sistema horizontal sin jerarquía

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

No tener un jefe al que se deba responder constantemente por cada cosa que se hace en el trabajo no solo hace que los empleados sean más responsables, sino que aumenta su imaginación y la creación de ideas.

Buscando dar más agilidad a los negocios y preparar a las empresas para las necesidades del mercado, Brian Robertson, fundador de Ternary Software, acuñó el término de holocracia en 2015 con su obra en donde explica este sistema de organización en el que la jerarquía no es el centro, sino que la toma de decisiones se hace de manera horizontal y más autónoma.

LOS CONTRASTES

  • Paola CasallasDirectora de UnaFelizMente

    “Este es un sistema dado más por funciones que por poder, los empleados son más creativos e incentiva mejores ideas y más lluvias de ideas de nuevos productos y servicios”.

En ese sentido, Paola Casallas, directora de UnafelizMente, explicó que “este es un sistema dado más por funciones que por poder, y esto ayuda a que los empleados sean más creativos e incentiva mejores ideas y más lluvias de ideas de nuevos productos y servicios”.

Otros expertos del sector, afirman que con este modelo, “se apuesta por la innovación y la transparencia”, porque los colaboradores se empoderan y empiezan a ser responsables de las decisiones que se toman en la operación del día a día.

Casallas también resaltó que la holocracia “ayuda a aprovechar el talento de los empleados de forma que se sienten más libres para comunicar sus ideas”, y agregó que, “asimismo genera que los problemas se resuelvan más rápido, de forma simple y diferente”.

Los roles son vitales en este sistema, pues se van acordando y pueden cambiar según el momento, además del propósito que se quiera alcanzar por grupo, por lo que estos se actualizan periódicamente según las necesidades de la compañía.

Sin embargo, hay quienes critican el modelo, pues al no haber un líder se puede crear incertidumbre en los empleados, porque según expertos sin un líder definido se pueden sentir desorientados en ciertos momentos, especialmente en los que se presentan retos o dificultades empresariales.

Por ello, aconsejan que este modelo sea implementado en medianas y pequeñas empresas, donde es más fácil darle libertad a los trabajadores y que sientan que igual puede ser guiados cuando lo necesiten, por lo que no es una buena idea para las grandes compañías.

En este sistema la figura de autoridad no está delegada a una sola persona, sino al equipo que tiene a cargo una tarea.

Asimismo, cada equipo de trabajo es libre de organizarse como mejor les parezca y es importante que todos los miembros de la compañía, incluyendo a los altos mandos como el CEO, sigan las mismas normas y no haya alguna decisión que llegue por autoridad, además de que haya transparencia en las reglas para que esto disminuya el impacto de la política.