miércoles, 5 de febrero de 2020

Los trabajadores quieren personalización, tareas que pongan a prueba sus habilidades, proyectos que exijan lo mejor de ellos

Javier Echeverri Hincapié

ManpowerGroup, empresa líder mundial en talento humano, acaba de sacar su nuevo estudio de escasez de talento 2020 en el marco del Foro Económico Mundial. En esta investigación, los datos son sorprendentes. Por primera vez en décadas, el 54% de los empleadores colombianos afirma no encontrar el talento con las habilidades que necesitan reflejando así, la escasez de talento en máximos históricos al igual que las tasas de desempleo.

Esto, conlleva a una necesidad de acercar la oferta con la demanda de empleo y a una lucha por encontrar a las mejores personas. Es clave entender las necesidades y deseos de las personas para atraer, comprometer y retener al mejor talento. Hacer bien las cosas por adelantado genera retorno de inversión y retiene y desarrolla el talento a largo plazo.

En ese sentido, también obliga a las empresas a actuar de manera diferente y preguntarse: ¿qué quieren los trabajadores y cómo darles lo que quieren?
El salario sí importa y mucho. Este es el principal factor de atracción y retención en todos los trabajadores menores de 65 años, independientemente del género.

Es un hecho. Sea creativo a la hora de recompensar, no es solo el sueldo, piense en otras estrategias de remuneración y compensación. Los trabajadores necesitan sentirse satisfechos.

Los trabajadores quieren personalización, tareas que pongan a prueba sus habilidades, proyectos que exijan lo mejor de ellos y recomendaciones para su siguiente cargo. Quieren orientación sobre su presente y futuro potencial. Aquí es fundamental la evaluación.

Proporcione las herramientas necesarias para que los empleados se sientan motivados y satisfechos. Y es que el 81% de los que han sido evaluados en el estudio, reporta mayor satisfacción laboral comparado con 65% de los no evaluados.

También quieren educación, experiencia y exposición, ampliación de oportunidades, funciones rotativas, aprendizaje en el trabajo y de oficios, estimulación de proyectos y trabajo ágil a través de varios equipos y funciones. Para los empleadores resulta fundamental crear una cultura de aprendizaje. Ofrezca a los trabajadores los desafíos que anhela, acompáñelos a aprender y ayúdelos a crecer.

Otra cosa importante: la combinación entre bienestar y flexibilidad no tiene precio. La productividad vence el trabajo presencial. Este es un tema que ya se ha abordado desde hace un tiempo y simplemente se torna en algo no negociable. Los trabajadores quieren elegir cómo y dónde trabajar.

Para aprovechar toda la reserva de talentos y retener una fuerza de trabajo bien formada, los empleadores deben encontrar el equilibrio entre la flexibilidad y la productividad por encima del trabajo presencial.

Y, por último, un punto muy importante es la reputación. Los trabajadores quieren sentirse orgullosos de su empleador y alinear su visión con la de la compañía. Como se ve su vida en LinkedIn, es igual de importante a como se ve en Instagram.

Para alcanzar estos y otros deseos, los empleadores deben ser claros en su misión, visión y en su porqué. Sea explícito en su propósito.