El método le permitirá ser más eficiente en el desarrollo de sus actividades cotidianas, lo que puede aumentar su productividad

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

En estos momentos en que muchos trabajadores buscan mantener su productividad trabajando desde sus casas, algunas personas han recurrido al ‘método Pomodoro’. Esta técnica de manejo del tiempo, diseñada por el italiano Francesco Cirillo a finales de los 80’s, plantea que los intervalos mejoran la productividad en el desarrollo de las tareas, por lo que el método plantea seis pasos para cumplir de manera eficiente con la lista de pendientes de cada día.

El primer paso es escribir las tareas a realizar y, del listado, seleccionar una específica. El segundo paso consiste en poner un temporizador de 25 minutos (o 30, máximo), para pasar al tercer paso, que es trabajar de forma exclusiva e ininterrumpida en esa tarea, hasta que suene el temporizador. Una vez terminada la tarea en el tiempo estipulado se pasa al cuarto paso, que es tachar de la lista de pendientes la asignación completada y, posteriormente, tomar una pausa de dos o tres minutos (el quinto paso) para hacer alguna actividad no relacionada con el trabajo, como ir a tomar una taza de café o dar una pequeña caminata.

Cada uno de los ciclos descritos anteriormente se denominan, en el marco de la metodología, como ‘un pomodoro’, y el sexto paso de la técnica consiste en repetir el ciclo hasta completar cuatro ‘pomodoros’, momento luego del cual las personas deben tomar una pausa más prolongada, de 20 o 30 minutos, para descansar y prepararse para la siguiente ronda.

Esta técnica se ha vuelto tan popular que actualmente hay varias aplicaciones móviles que incluyen el cronómetro ‘pomodoro’.