.
SALUD La luz de las pantallas de dispositivos también causan envejecimiento de la piel
viernes, 11 de octubre de 2019

Los celulares, las tabletas y hasta los relojes inteligentes pueden causar daño en la piel. También representa un riesgo para los ojos

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Todos sabemos que una exposición exagerada y constante a los rayos UV causados por la luz solar afecta la piel y acelera su envejecimiento, sin embargo, lo que seguramente pocos saben son los efectos de la luz azul en la piel.

Esa luz que emiten las pantallas del celular, el computador, las tabletas y hasta los relojes inteligentes tienen, al igual que los rayos UV, el mismo efecto de envejecimiento, aunque de manera más paulatina.

La Revista de Física e Ingeniería biomédica documentó en su investigación “¿Puede la luz emitida por las pantallas de los teléfonos inteligentes o las selfies causar envejecimiento prematuro y arrugas?”, que hay una preocupación creciente por la seguridad de las fuentes de luz, como los LED. Algunos estudios, que fueron parte de su investigación, muestran que exposiciones cortas, como de una hora, pueden aumentar la generación de aptosis y necrosis, lo que representa una forma de muerte celular.

Además de la exposición a este tipo de pantallas, hay algunos informes que muestran que la exposición frecuente a la luz de los flashes de las selfies, también causan daños en la piel y aceleran su envejecimiento.

La investigación no solo arrojó resultados de efectos sobre la piel, los ojos son al igual que este gran órgano, vulnerables a la luz azul, como es llamada por la investigación. Según los estudios, la exposición a esta luz daña los fotorreceptores y la retina.

Aunque las evidencias están, y muchos dermatólogos advierten de este riesgo, es claro que la tecnología no se frenará y las personas no dejarán de utilizar los dispositivos electrónicos, por ello, muchos expertos de la salud, específicamente de la piel, recomiendan en primer lugar usar un protector solar de amplio espectro, cada dos horas, y en cuanto a la luz azul, es importante poner el dispositivo a una mayor distancia, y configurarlo para que siempre tenga el brillo lo más bajo posible.