.
LABORAL Alternativas para lograr desconectarse del trabajo después de su jornada laboral
viernes, 12 de octubre de 2018

La tecnología puede ser su aliada

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

La omnipresencia de la tecnología en el diario vivir, las facilidades de respuesta que presentan los teléfonos inteligentes, computadoras cada vez más portables y las aplicaciones innovadoras, han hecho que responder a requerimientos laborales vía correo electrónico o chats sea cada vez más sencillo. Sin embargo, esta sencillez ha desembocado en que los trabajadores continúen conectados a su trabajo una vez finaliza su jornada laboral.

Según un estudio realizado por la Academia de Administración de Estados Unidos, los empleados contabilizan un promedio de ocho horas a la semana en las que responden a correos electrónicos relacionados con el trabajo después de salir de la oficina; cifra que es equivalente a casi una jornada laboral adicional en Colombia, teniendo en cuenta que desde 2017 esta aumentó de ocho a 10 horas.

María Luz Vega, coordinadora de la iniciativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el futuro del trabajo, mencionó la relevancia que ha tenido la tecnología en el estiramiento de la jornada laboral. La experta comentó que “los desarrollos que se han dado en las últimas décadas han hecho que los trabajadores permanezcan cada vez más conectados al empleo, disminuyendo su tiempo personal; esto ha resultado en lo que hoy conocemos como enfermedades del futuro que en su mayoría son enfermedades de estrés y afectan en materia de salud en general”.

Los desarrolladores de tecnologías no han sido ajenos a esta realidad y han comenzado a crear opciones para que los trabajadores puedan desconectarse de sus labores tras completar su jornada.

Entre las más relevantes se encuentran la posibilidad de configuración de “Horas de trabajo” de Google Calendar y las nuevas características de iOS 12 de Apple. La primera permite rechazar automáticamente contactos laborales fuera de su horario laboral; las segundas permiten recibir notificaciones silenciosas en horarios establecidos, o incluso configurar por medio de GPS las notificaciones silenciosas en un lugar, con lo que puede generar avisos solo cuando esté por fuera de su casa o algún lugar en el que se encuentre reunido con su familia.

Vega fue enfática en comentar que una disminución de los contactos que se puedan generar desde el trabajo fuera de su jornada dependen de los límites que pongan los mismos empleados. “En varios lugares de Europa se ha debido adelantar una legislación que permite un derecho a desconexión”, mencionó la experta. Algunos de estos son Francia, Italia, Alemania y Luxemburgo.

De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, el 30% de los hombres y el 23% de las mujeres en EE.UU. llevan regularmente el trabajo a casa.