viernes, 5 de junio de 2020

La campaña tiene como objetivo permitir que los ferreteros de diferentes ciudades del país puedan recibir clientes

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Ante la situación de aislamiento preventivo obligatorio que vive Colombia para hacerle frente al covid-19, Pintuco inició una campaña de apoyo a los ferreteros en la reactivación de sus puntos de venta, desinfectando sus negocios sin ningún costo, en sitios de concentración de ferreterías en Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali y Medellín.

Esta iniciativa arrancó el pasado 20 de mayo y llegará a 3.000 ferreterías con el objetivo de ayudarles a generar confianza entre sus clientes, para que estos acudan a sus puntos de venta. Además, durante el último mes, Pintuco ha brindado a los ferreteros capacitaciones virtuales, con el fin de apoyarlos en la elaboración de sus protocolos de bioseguridad

Además de lo anterior, Pintuco se propuso apoyar a los pintores, uno de los grupos más afectados por la cuarentena obligatoria. Por eso, entre marzo y abril, entregaron a 1.700 pintores, mayores de 60 años, que hacen parte del programa de formación y capacitación de la compañía, Fanáticos, un bono de alimentación para hacer efectivo en almacenes Éxito, Surtimax, Surtimayorista, SuperInter, Éxito Express y Carulla de todo el país.

“En mayo, a través de una alianza con Teaté Digital, entregamos a 60 pintores bonos de alimentación, redimibles en las tiendas de sus barrios en Medellín y Cali. En este mes, también hemos capacitado a los pintores para que conozcan sobre medidas de bioseguridad y su quehacer”, indicó Juan Carlos Moreno, presidente de Pintuco.

En temas relacionados con el sector de la salud, para los que Pintuco también ha designado fondos a través de Proantioquia, la Fundación Pintuco donó $150 millones a la Clínica Cardiovid en Medellín. Además, se sumaron a la iniciativa de la Alcaldía de esa ciudad para recuperar la Clínica de La 80, ubicada en el suroccidente de la capital antioqueña.

En la actualidad, Pintuco cuenta con más de 160 tiendas franquiciadas en toda Colombia, las cuales fueron cerradas debido a las medidas preventivas aplicadas por el Gobierno Nacional para combatir la pandemia.
Su presidente, Juan Carlos Moreno, indicó que, con el objetivo de apoyarlas, la compañía “asumió los gastos relacionados con publicidad y cargos de franquicia del primer trimestre del año, correspondientes a cerca de $300 millones”.