.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Mondelez trabaja por la alimentación saludable
miércoles, 5 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

La compañía de alimentos Mondelez (empresa creada en 2010 tras la compra de Cadbury Adams por Kraft Foods), que cuenta con una fabrica en Cali y comercializa en el país cerca de 14 marcas entre las que se encuentran Oreo, Sparkies, Halls, Trident, Bubbaloo y Club Social, lidera un programa de responsabilidad social que promueve hábitos de vida saludable.

Lo anterior, enmarcado en uno de los grandes objetivos globales de la multinacional estadounidense, encaminado a reducir los indices de obesidad infantil.

Esta enfermedad es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) está afectando progresivamente y a un ritmo alarmante a muchos países de bajos y medianos ingresos.

Se calcula que hay 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo.

Adriana Santacruz, gerente de asuntos corporativos y gubernamentales de Mondelez para Colombia, explica que esta plataforma de bienestar que se realiza en Bogotá y Cali, inicia cuando el equipo de calidad capacita a a un grupo de voluntariado corporativo en educación nutricional y manejo de inocuidad.

Posteriormente, estos trabajadores van a los colegios escogidos a enseñarles a los estudiantes y profesores lo aprendido mediante el ‘tren de la nutrición’, sumado al tema complementario de la importancia de hacer deporte.

Las actividades también van dirigidas a las personas que preparan los alimentos en la cafetería de los colegios. A ellas se les enseña normas de higiene y se les facilita recetas balanceadas para que las incluyan en sus ofertas.

Por último, llegan a los padres de familia, para explicarles como pueden armar loncheras saludables a sus hijos, impactando un entorno educativo mediante diferentes segmentos.

“El año pasado participaron cerca de 160 trabajadores en Cali, que se concentraron mayormente en octubre, mes cuando se realiza el evento más grande. En cada actividad, la empresa puede estar invirtiendo cerca de $40 millones” agregó Santacruz.

Este programa, que también cuenta con el apoyo de la Secretaria de Salud de Cali, ha impactado a cerca de 1.750 jóvenes y niños del Colegio El Nuevo Latir y de la Institución Educativa Inem. Claro está, sin contar el impacto que generan este tipo de actividades cuando son socializadas en los entornos familiares.

Entre los objetivos globales de la compañía para 2015, se encuentran aumentar 25% el abastecimiento de productos agrícolas sostenibles, reducir 15% el consumo de energía, el consumo de agua y residuos en las plantas de producción.

La fábrica de Cali, ubicada en la Carrera Primera con 64, es la más antigua de la organización, con más de 60 años de labores, desde donde se exporta a más de 32 mercados internacionales.