miércoles, 22 de abril de 2015
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

La organización sin animo de lucro Batas con Corazón ha llegado con este programa a Cazucá en Soacha y este fin de semana hará una nueva jornada en la Guajira, en donde se enfocarán en atender especialmente a mujeres lactantes y niños de hasta 14 años de edad. 

En el corregimiento de Shiruria, del municipio de Manaure (Guajira) se atenderán más de 670 pacientes de la etnia Wayúu, entre los que se cuentan 495 menores y 175 gestantes. 

Ricardo Barrero, vicepresidente de Desarrollo Organizacional de Medplus, cuenta que “en conjunto con el Ministerio del Interior y su oficina Derechos Humanos se identificó esta comunidad. Desde el año pasado, los habitantes de Shiruria estaban en el radar pues allí se habían muerto niños por la contaminación del agua”. 

La Fundación realizó la visita para inspeccionar la población y se identificó a lo que Barrero, llama una realidad “bastante agria”, “muy alarmante”. 

A la causa se unieron 50 personas, de estos 40 son médicos especialistas entre ginecólogos psicólogos, pediatras, urólogos, nutricionistas entre otras. Profesionales de la salud que donaran su tiempo para ofrecerle una ayuda a la comunidad. 

Las empresas también quisieron participar en la iniciativa. A la jornada de salud estarán vinculadas compañías como Avianca, quien donará tiquetes aéreos para transportar al personal desde Bogotá; Hospiclinics que entregará insumos médicos; la Policía Nacional que donarán el transporte terrestre y acompañaran la jornada con recreación; Eternit que pondrá a disposición 20 tanques y unidades sanitarias; y Tecnoquímicas quienes entregarán medicamentos. 

“La Guajira tiene limitaciones grandes en el acceso al agua potable y adicionalmente, no llueve desde noviembre. Además, las compañías que han explotado recursos naturales han afectado los ríos y con ello han afectado la alimentación con agua potable a los ciudadanos”, complementa su explicación Barrero. 

En la brigada anterior que se realizó en Cazucá en Soacha, los médicos identificaron problemas para ser tratados con los especialistas como desnutrición y traumas psicológicos derivados de la violencia intrafamiliar. 

Este no será el único proyecto que realice la Fundación Manos Pintadas de Azul. Las jornadas se extenderán a cuatro o cinco brigadas anuales a nivel nacional, además, del seguimiento que se le hará a las comunidades. 

“Estos planes responden a la vocación social que tiene Medplus con su visión empresarial. También, hay que resaltar que como aseguradores tenemos cierta capacidad de convocatoria a los médicos, los prestadores y todos los que puedan dar suministrar salud. Así, unidas las dos cosas, esto nos permite emprender proyectos en beneficio social”, dijo al respecto Jaime Eduardo Barrero, presidente corporativo de MedPlus Group. 

El cuerpo médico también responderá de manera constante a la necesidad de las comunidades esto le permitirá a los trabajadores hacer seguimiento. 

Qué viene para la fundación 
A futuro, los integrantes de la Fundación Manos Pintadas de Azul quieren concentrarse también en las mujeres que podrían ser afectadas por el cáncer de seno. 

 El programa brindará unas charlas especializadas de cómo prevenir el cáncer y cómo tratarlo, además será de libre acceso para cualquier persona y comunidad. 

Las opiniones

Ricardo Barrero
Vicepresidente de Desarrollo Organizacional de Medplus

“La Guajira tiene limitaciones grandes en el acceso al agua potable (...) además, las compañías que han explotado recursos naturales han afectado los ríos”. 

Jaime Eduardo Barrero
Presidente corporativo de MedPlus Group

“Estos planes responden a la vocación social que tiene Medplus como visión empresarial. También, como aseguradores tenemos cierta capacidad de convocatoria”.