.
DEPORTES Las ocho fundaciones que tienen algunos jugadores de la ‘tricolor’
jueves, 18 de octubre de 2018

El proyecto de Falcao cumple 10 años en 2019

Sebastián Montes

Los jugadores de la Selección Colombia no solo han resaltado en sus respectivos clubes y en el equipo nacional, sino que también lo han hecho fuera de la cancha con iniciativas que buscan contribuir a mejorar la vida de miles de niños en todo el país. De acuerdo con la convocatoria oficial del país a la Copa Mundial de Rusia 2018, alrededor de 35% de los jugadores que conformaron dicho plantel cuentan con fundaciones que van ligadas a ese propósito de cumplir los sueños de aquellos pequeños que tienen la esperanza de llegar al máximo nivel del balompié, tal como sus ídolos lo han hecho.

En total, ocho de los jugadores que fueron a Rusia han creado diferentes fundaciones a su nombre a lo largo de la última década: James Rodríguez, Falcao García, David Ospina, Carlos Bacca, Juan Guillermo Cuadrado, Dávinson Sánchez, Miguel Borja y Yerry Mina.

En cuanto al perfil de estas fundaciones, la directora ejecutiva de la Fundación Keralty, Camila Ronderos, mencionó que hay dos enfoques: el primero está enfocado en una lógica “más asistencial”, que se centran en consiguen bienes y cosas específicas para entregar a comunidades puntuales que no tendrían acceso a ellos. El segundo se basa en el fortalecimiento de capacidades más hacia lo local, el cual se centra en ayudar a las familias para obtener los recursos necesarios para acceder a diferentes bienes y servicios.

Sobre el caso de los proyectos de los futbolistas, Ronderos añadió que la mayoría se centran en resolver un problema específico en una población o en un territorio de diferentes maneras, donde se da la aplicación de ambos perfiles previamente mencionados de distintas formas. Además, el hecho de que se vea impulsada por un jugador de fútbol reconocido amplia la visibilidad de un tema que no suele estar en el radar del grueso poblacional.

Uno de los ejemplos más destacados recientemente fue el que impulsó el defensor Yerry Mina, quien con tres sencillos pasos de baile motivó a los colombianos a unirse a una campaña cuyo propósito final fue obtener recursos para construir una cancha de fútbol en su natal Guachené, municipio ubicado en el Valle del Cauca.

El primer jugador de la Selección Colombia en entrar a esta actividad fue Falcao García, quien hoy en día es considerado como uno de los máximos estandartes del equipo nacional. La fundación del jugador se creó en 2009 con la idea de aportar innovación y creatividad en los retos que enfrenta el país para crear una cultura de paz desde el deporte, así como apoyar a los niños y familias de Colombia cuyas condiciones de vida cada día son más precarias.

“Cuando era niño, y en una de sus primeras entrevistas, a Falcao le preguntaron qué quería hacer en la vida, y el respondió que su anhelo era jugar en Europa para ayudar a los niños más necesitados. Eso lo tenía grabado en su mente y en su corazón”, aseguró la directora ejecutiva de la Fundación Falcao y madre del futbolista del AS Monaco, Juana Zarate, que habló con LR acerca del trabajo que realiza la organización, que está próxima a cumplir 10 años.

Zarate también comentó que parte de la inspiración de Falcao vino de sus tías, pues ellas también habían creado una fundación para ayudar a madres cabeza de familia. Durante una reunión familiar, el jugador de juntó con una de ellas para proponerle una unión que se ocupara de los niños y las madres. Empezó a funcionar en Altos de Cazucá el 1 de marzo de 2009.

LOS CONTRASTES

  • Camila RonderosDirectora Ejecutiva de la Fundación Keralty

    “Con estos proyectos, los jugadores logran impulsar problemáticas y territorios. Otorgan una visibilidad mucho mayor”.

  • Juana ZarateDirectora Ejecutiva de la Fundación Falcao

    “Comenzamos a ayudar a las madres cabeza de familia dándoles cursos para que aprendieran de panadería, pastelería y costura”.

Además de abarcar algunas localidades de Bogotá, la fundación se expandió a otras ciudades como Santa Marta y Ocaña, en Norte de Santander. En esa ciudad se dio una conjunción de varias fundaciones de empresas como Credicorp, La Equidad Seguros y la Fundación Catatumbo. Allí, la ayuda de dichas organizaciones llega alrededor de 3.000 niños.

A su vez, el estandarte de la fundación con su labor hacia los niños se enfoca en el fútbol, pues cuenta con una escuela que funciona en Suba y en la ciudad de Santa Marta. Esta labor permitió la realización del primer mundialito ‘Futuros Tigres’ durante el mes de mayo, permitiendo la participación de equipos de diferentes parte del país. Para el año entrante, esperan traer niños de Ecuador, Argentina y España para participar en la segunda edición del torneo.

Mina y Borja son los últimos en unirse al club

Los dos jugadores que incursionaron de manera más reciente en la creación de fundaciones fueron el delantero del Palmeiras, Miguel Borja, y el defensor del Everton, Yerry Mina. Ambos dieron el gran salto con el propósito de ayudar a los niños de sus regiones natales, Tierralta y Guachené, ayudándoles a cumplir su sueño de convertirse en jugadores de fútbol, así como combatir la desigualdad social que se vive en dichos lugares.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Construcción 20/09/2021 La Fundación Grupo Familia donará siete viviendas a familias de recicladores en el país

Para la construcción de los inmuebles se destinarán $170 millones, la marca de papel higiénico Familia Green aportó en el monto

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL