martes, 4 de abril de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Katherin Alfonso - kalfonso@larepublica.com.co

Expertos  epidemiólogos  aseguran que también podrían propagarse, especialmente en niños, enfermedades inmunoprevenibles como la varicela, el sarampión o la rubéola, y que debido a las condiciones de hacinamiento también se presentarían riesgos psicosociales.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, aseguró que comenzarían las jornadas de vacunación en la zona contra tétano, hepatitis A, varicela, tos ferina y habría disposición de la vacuna antirrábica, como  mecanismo para prevenir algunas de estas enfermedades que se manifiestan a través de brotes y que se propagan con facilidad.

El INS se encuentra identificando la capacidad de respuesta de las Secretarias de Salud de Mocoa y Putumayo ante posibles  emergencias por brotes o otras enfermedades contraídas por vectores. La autoridad busca fortalecerlas y brindarles apoyo técnico en vigilancia en salud pública.

Profesionales de la salud aseguran que para prevenir estas enfermedades que llegan después de la catástrofe es recomendable lavar las  manos, cuidar la disposición de los alimentos,  en la medida de lo posible, y aprovechar las jornadas de vacunación, si aún no se está protegido.