.
INDUSTRIA

“El Banquete del Millón lo que busca es financiar las casas para los más vulnerables”

viernes, 17 de noviembre de 2023

Padre Diego Jaramillo, presidente de la Organización El Minuto de Dios

Foto: Gráfico LR

Padre Diego Jaramillo, presidente de la Organización El Minuto de Dios, habló con LR el objetivo principal de la iniciativa del Banquete del Millón

El 25 de noviembre de 1961, el padre Rafael García Herreros convocó a todos los colombianos a unirse al Banquete del Millón, “el banquete más pobre y más caro del mundo”, para recaudar $1 millón y así contribuir con la financiación en la construcción de viviendas de las familias más pobres de Colombia.

Luego de obtener una buena respuesta por parte de los locales, desde entonces, la Corporación Organización El Minuto de Dios organiza el Banquete y, además, lo distribuye y atiende a las zonas que en el momento estén más necesitadas. El presidente de esta organización, el padre Diego Jaramillo, le explicó a La República el objetivo principal de la iniciativa y anunció las metas y el nuevo énfasis del proyecto este año, el cual se centra en el “mejoramiento de 100.000 viviendas” en los próximos cinco años.

¿Cuál es el objetivo del Banquete del Millón?

Desde que se inició, el Banquete del Millón se ha destinado a financiar la construcción de viviendas para familias pobres. Este año tenemos un énfasis en el mejoramiento de vivienda sobre todo cuando carecen de agua, luz eléctrica o algunas elementales comodidades.

¿Cuánto esperan recaudar?

Este evento se llamó desde el principio el Banquete del Millón porque el padre García Herreros, en la primera edición que hizo, hace 63 años, quiso recaudar $1 millón que era una cantidad muy grande en esa época, pero ahora yo esperaría que cualquier empresa importante nos den $2 o $5 millones con una ayuda especial, porque el valor del dinero ha variado completamente en la cantidad de años que llevamos, y porque realmente construir una casa ahora es una empresa importante y costosa.

LOS CONTRASTES

  • Jorge Mario VelásquezPresidente de Grupo Argos

    "Nos sentimos orgullosos de presentar iniciativas como estas que transformarán la vida de más familias"

¿Hacia dónde van las ayudas?

En los años, nos hemos centrado en algún problema especial, por ejemplo, cuando estalló el Volcán del Ruiz, estuvimos en el Tolima.

Cuando hubo esas inundaciones en la costa atlántica, o cuando hubo derrumbes en Antioquia. En fin, nos hemos concentrado en una parte, por ejemplo, el año pasado estábamos en La Mojana, en la parte norte del país.

¿Cuál es la meta?

Este año queremos mejorar muchas viviendas, y nos proponemos que en 2024 podamos hacer 20.000 mejoramientos de vivienda donde se necesite, y ese es un problema que queremos repetir en cinco años, y esperamos que en cinco años podamos realizar 100.000 mejoramientos de vivienda, 20.000 cada año.

Hicimos una alianza con Hábitat, que es una entidad que se ocupa de la vivienda desde Estados Unidos, y también con empresas como Argos, la entidad que produce cemento en Colombia, pero hemos estado según las circunstancias en todas las zonas, ya sea con inundaciones o demás coyunturas que afecten a los pobres.

¿Qué deben hacer los empresarios?

Lo primero es motivarse para que se den cuenta que hay personas que están viviendo en condiciones de pobreza muy grande, y luego, hay que pedirles la ayuda para que en la medida de sus posibilidades colaboren con nosotros para llevar a cabo esas viviendas nuevas, y que por eso la gente nos colabore mas económicamente, de acuerdo a sus posibilidades. Esto puede ser depositando dinero, o cheque en las oficinas del Minuto de Dios.

¿Qué se espera del sector público y privado?

Si dan el dinero, eso permite pagar a los trabajadores. También nos sirven elementos de construcción como el cemento, vidrios, madera, ladrillo, adobes, es decir, todos los instrumentos de alambre para las instalaciones eléctricas, los tubos galvanizados, los aparatos sanitarios, radio, televisión, y demás.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA